Colombia.com Bogotá Viernes, 07 / Oct / 2016

Mitos sobre la grasa abdominal

¿Tienes una pequeña barriguita en tu abdomen? ¿Sabes por qué es malo para tu salud que siempre esté ahí? Aquí te contamos exactamente por qué.

Mitos sobre la grasa abdominal
Un abdomen así, por ejemplo.

Esta grasa abdominal, como cualquier otra grasa presente en nuestro cuerpo, no puede ser reducida de manera “independiente”, por lo que esos productos milagro o esas largas horas haciendo innumerables e infinitas abdominales no te ayudarán en lo más mínimo. 

Estos son algunos de los mitos sobre la grasa abdominal:

1. Ejercicio y dieta
La grasa debe eliminarse de todas las partes del cuerpo, para ello las rutinas de ejercicio deben de ser completas, es decir, no te concentres solamente en el abdomen, sino que debes de enfocarte en todo tu cuerpo, por lo que las rutinas de ejercicio deben de realizarse de pies a cabeza.

Pero ninguna rutina de ejercicio estará completa si no se tiene una alimentación rica y balanceada, de modo que, además del ejercicio, debes mejorar tu dieta alimenticia y ambas deben equilibrarse en una disciplina y enseñarse como ejemplo a nuestros hijos, para que ellos también se den cuenta de que sólo una vida de salud y ejercicio, complementada con una alimentación saludable, es la opción para disfrutar de una vida plena.

2. No dejes de comer
Dejar de comer altera el metabolismo del cuerpo y activa defensas de auto preservación que naturalmente mantendrá un abastecimiento de grasa regular en el cuerpo; dejar de comer o alimentarse muy poco no es una opción sana ni recomendable. 

Cambia tus hábitos de alimentación, concéntrate en consumir productos frescos, proteínas magras y granos integrales, ya que junto con el ejercicio mejorarán la eliminación de grasa de tu cuerpo.

3. Concéntrate en otras cosas
Es fácil perder el piso cuando uno se obsesiona en no tener grasa en el cuerpo, y los trastornos alimenticios son sólo un ejemplo de una vida mal balanceada. 

Para ello, duerme adecuadamente y evita el estrés porque desempeñan un papel importante en la eliminación de la grasa corporal. La falta de sueño y el estrés promueven en tu cuerpo la hormona cortisol, que anima el almacenamiento de grasa.

4. ¿Dieta líquida? ¡Jamás!
La inefectividad de estos sistemas está cada vez más demostrada, ya que únicamente funcionan una vez que tu cuerpo ha alcanzado un balance óptimo entre dieta equilibrada y ejercicio. Las dietas líquidas no proporcionan los nutrientes necesarios para incentivar una pérdida de peso prolongada o adecuada. Es decir, no son una opción de dieta de inicio, sino de equilibrio.

Para alcanzar una vida balanceada debes consumir de esa misma manera, balanceada: optar por pescado, pollo o cortes de carne sin grasa; asar en parrilla, hornear o hervir todo lo que consumas; comer frutas y verduras a diario; tomar al menos tres alimentos al día, evitar los carbohidratos y preferir las grasas no saturadas, pero no descuides que debes unir todo esto con el ejercicio regular. De esta manera echaremos abajo, y de una vez por todas, ese mito de la grasa abdominal. Conviértete en su peor enemiga.

Familias.com / Colombia.com