Cuatro maneras de aceptar las temidas canas

No hay una edad fijada para la aparición de las canas, pueden ser a partir de los 30 o incluso pueden aparecer por alteraciones de la pigmentación.

Mié, 02 / Nov / 2016 9:01 am

SÍGUENOS EN:

Google News
Colombia.com - Vida y Estilo

Colombia.com - Vida y Estilo

Mié, 02 / Nov / 2016 9:01 am

No hay una edad fijada para la aparición de las canas, pueden ser a partir de los 30 o incluso pueden aparecer por alteraciones de la pigmentación.

Las canas son para la mayoría las amigas tan odiosas que aparecen cuando menos te lo esperas, te recuerdan vilmente y sin piedad que ya cualquier tiempo pasado fue mejor. 

Te puede interesar: La calvicie podría aportar grandes benéficos

1. La edad es relativa: Recuerdo que cuando tenía diez años, veía a los jóvenes de veinte como "viejos". Cuando tuve yo esa edad, me di cuenta de lo poco que había vivido, y todo lo que me faltaba por hacer y vivir; el día de hoy no es la excepción. Estoy profundamente agradecida con Dios de prestarme la vida hasta el momento presente, de haber tenido oportunidad de formar una familia y de ver a mis hijos crecer y desarrollarse. Soy la mujer que soy gracias a los buenos y no tan buenos momentos en mi vida, no por tener un año menos o más. De ninguna manera me siento como creía que me sentiría cuando tuviera "casi cuarenta" o cuando llegara el momento de verme canas y empezar a pensar en si debía pintármelas o simplemente presumirlas.

2. Ver lo que más importa: Lo que importa, a fin de cuentas, es cómo hemos aprovechado los años que han pasado; si los hemos llenado de experiencias que hoy nos hacen más sabias o si solamente nos lamentamos sobre ellas. Ten en mente que esto es solamente una cuestión de óptica o actitud, como el ver el vaso medio lleno o medio vacío. Puede ser que darte cuenta de que el tiempo pasa y que también pasa por ti te ponga triste al principio, y es ahí cuando debes detenerte, recordar y observar todas las bendiciones de tu vida; en especial la primera de todas, el hecho de que aún sigues aquí. El número de años o el color del cabello, al final, no significan mucho.

3. El espíritu no envejece: Cuando reflexionaba sobre esto, leí la frase "tu cuerpo envejece sin tu permiso, tu espíritu envejece si se lo permites" y el texto se acomodó de tal manera en mi corazón, que sentí que dio justo en el clavo. ¡Qué más da si las canas comienzan a asomarse por tu cabeza! Cuando el cuerpo avisa que llega a su momento de madurez, es justo el momento de dar rienda suelta al espíritu. ¿Qué cosas tienes en mente que puedan rejuvenecer tu espíritu? Reír, jugar y disfrutar el momento son solo algunas sugerencias.

4. Tu belleza no se va, ¡al contrario!: Si recuerdas tus clases de primaria, seguro sabes que la flor, al ser fecundada por el polen, envuelve el fruto y presta su belleza y aroma para que nazca de ella un fruto nutritivo y sabroso. Tu belleza no se va, ¡al contrario!, las canas son hermosas, con tinte y sin él, y son tu aviso natural para mirar más allá de las apariencias, y observar el fruto en que llevas trabajando desde que te convertiste en adulta. No lo pierdas de vista y sigue trabajando en él, porque esa es tu verdadera riqueza y tu verdadera belleza.

No olvides:Tu cuerpo envejece sin tu permiso, tu espíritu envejece si se lo permites.

Te puede interesar:

#Bellezas Esta pregunta es quizás una de las que más buscan las mujeres

Posted by Colombia.com on Tuesday, October 25, 2016

Colombia.com/Familias.com

SÍGUENOS EN:

Google News