Por: Karen Benavides • Colombia.com

Mujer en indonesia fue castigada con 100 latigazos por adulterio

Como parte de la ley islámica, mujer en Indonesia recibió 100 latigazos como castigo por tener una relación extramatrimonial; el hombre tan solo recibió 15.

Ley Islámica: mujer recibió 100 latigazos por tener una relación extramatrimonial. Foto: Twitter @la_patilla
Ley Islámica: mujer recibió 100 latigazos por tener una relación extramatrimonial. Foto: Twitter @la_patilla

Como parte de la ley islámica, mujer en Indonesia recibió 100 latigazos como castigo por tener una relación extramatrimonial; el hombre tan solo recibió 15.

Los desmedidos castigos impuestos en los lugares en donde rige la ley islámica, siguen estando en la mira de diferentes personas del mundo, quienes critican dichas acciones y afirman que deberían ser condenadas por entidades internacionales, al atentar contra los derechos de los seres humanos.

Al respecto, recientemente se conoció el caso de una mujer en la provincia de Aceh, en Indonesia, quien recibió 100 latigazos el pasado jueves, 13 de enero, como parte de un castigo por haber tenido una relación extramatrimonial.

No obstante, lo que ha aumentado la indignación es que mientras ella recibió estos numerosos golpes, el hombre (quien aparentemente también es casado) tan solo fue condenado a 15 latigazos. Sobre el caso, un reportero de la Agence France-Presse dio a conocer que los azotes hacia esta mujer tuvieron que ser detenidos porque ya no podía soportar el dolor.

Vale la pena mencionar que Aceh es la única región de Indonesia que impone la ley islámica, en la cual se castigan fuertemente diferentes situaciones, como lo son el adulterio, ingerir alcohol, el juego, o las relaciones con personas del mismo género.

Al parecer, esta pareja que mantenía una relación extramatrimonial fue vista en 2018 por residentes locales en una plantación de aceite de palma, y tal como lo manifestó Ivan Najjar Alavi, jefe de los fiscales de la región la mujer confesó haberle sido infiel a su esposo en declaraciones a los investigadores.

No obstante, el hombre negó que eso hubiera sucedido, por lo que fue más complicado comprobar su culpabilidad, lo cual habría sido el motivo para recibir la condena de 30 latigazos, la cual pudo ser reducida a 15 por una apelación exitosa en la corte suprema de la sharia en Aceh, según lo reveló el portal ‘The Guardian’.

“Durante el juicio, no admitió nada y negó todas las acusaciones. Por ello los jueces no pudieron probar su culpabilidad”, fueron las declaraciones de Alavi a la prensa, sobre la razón por la que este hombre, que era jefe de la Agencia de Pesca del Este de Aceh, había recibido menos latigazos, al ser castigado por “mostrar cariño a una mujer que no es su esposa”.

Y es que, a pesar del repudio que generan y de lo crueles que pueden llegar a ser, este tipo de castigos siguen siendo un espectáculo público en dichos lugares en los que rige esta ley, por lo que numerosas personas se reúnen a observar los azotes y hasta grabarlos, material que posteriormente es compartido en redes sociales.

Artículos Relacionados

+ Artículos