Colombia.com Bogotá Lunes, 05 / Dic / 2016

Los nueve peores apodos que puedes decirle a tu pareja

La mayoría de los apodos son utilizados en la intimidad y recrean anécdotas, pero algunas palabras pueden revelar dependencia.

Los nueve peores apodos que puedes decirle a tu pareja

Por el cariño que le tenemos a nuestra pareja decidimos usar algunos apodos para poder demostrarles que son especiales, ya que por su nombre sonaría frío. Entre los más comunes se encuentran “mi amor”, “cielo”, “mi vida”. Para la ciencia los más ridículos son “osito, “tesoro” y “mami”.

Te puede interesar: ¿Qué debo hacer si estoy saliendo con un hombre casado?

La mayoría de los apodos son utilizados cuando estamos a solas, y están relacionados a alguna anécdota; pero si deseas decirlo en público será mejor que tomes en cuenta ciertos detalles para no caer en lo cursi. Por eso, te presentamos la lista de los nueve peores apodos que puedes decirle a tu pareja.

1. Papi o mami: Este apodo suele darse como un reflejo de querer ser madre o por conseguir una pareja idealizada que se asemeje a sus padres.

2. Mi niña o mi niño: Este apodo refleja que una parte de ti se rehúsa a crecer o incluso puede ser el instinto maternal que busca salir.

3. Osito: Es uno de los apodos más comunes que decimos, pero si lo dices, es muy probable que ya no tengas remedio. Expresa tu amor sin importar lo que los demás digan.

4. Bombón: Al igual que otros apodos que se relacionan con comida, suelen ser utilizados por personas extremadamente melosas.

5. Bae: Se utiliza mucho en la actualidad y pocas personas lo comprenden. Esta palabra en realizad es un acrónimo y las siglas derivan de la frase "Before Anyone Else" que significa 'antes que cualquier persona'.

6. Princesa o príncipe: Si bien es cierto que todos queremos ser tratados como si viviéramos en la realeza, este apelativo es algo pretencioso.

7. Corazón: Esta palabra es muy similar a mi vida o también a alma. Demuestra dependencia y necesidad de afecto.

8. Bebé: Es considerado como el apodo más ridículo, pero la ciencia explica por qué las personas lo utilizamos, quienes llaman así a su pareja suelen transportarse a su infancia y tratar de satisfacer sus alegrías.  

9. Mi cielo: Cielito, cielo, mi pedacito de cielo, entre otros diminutivos derivados de la palabra. Al parecer el amor te ha llevado por las nubes.

Te puede interesar:

#Parejas Hay causas evidentes que llevan a que el matrimonio se acabe, pero existen otras que son iguales o más perjudiciales

Posted by Colombia.com on Sunday, December 4, 2016

Colombia.com