Por: Alexandra Mendez • Colombia.com

Apiterapia en mascotas, una solución a múltiples enfermedades

La apiterapia se usa como medicina alternativa para tratar algunas afecciones en humanos y animales.

Apiterapia en mascotas. Foto: Pixabay
Apiterapia en mascotas. Foto: Pixabay

La apiterapia se usa como medicina alternativa para tratar algunas afecciones en humanos y animales.

La apiterapia es una terapia alternativa basada en elementos provenientes de las colmenas de las abejas para prevenir y curar diversas enfermedades. Se utilizan elementos como: miel, jalea real, pan de abeja, cera, propóleos, veneno de abeja, larvas de zángano, abejas enteras, aire de la colmena o el polen.

De acuerdo con expertos en medicina ancestral, a estos componentes y al veneno de las abejas se les atribuyen diversas propiedades curativas de algunas enfermedades, dado que estimulan las defensas del organismos y mejoran el estado de ánimo.

Los defensores de esta práctica señalan que el contenido de la apitoxina (veneno producido por la abeja) tiene grandes beneficios para la salud, a pesar de que no existe suficiente evidencia científica que lo avale.

Entre los principales efectos positivos que tiene la apiterapia están los antibacterianos, antifúngicos, antiinflamatorios, analgésicos, euforizantes y hasta antitumorales, además puede ayudar con problemas de hipertensión arterial.

A su vez, por tratarse de un producto alternativo natural, se evitan sustancias químicas que podrían traer efectos secundarios o colaterales para la salud del ser humano y su organismo.

A pesar de que esta práctica se dejó de lado con la llegada de la medicina moderna, existen aún algunos médicos que implementan la técnica de apiterapia para tratar algunas patologías crónicas. Incluso en el ámbito veterinario, se puede utilizar para aliviar los dolores crónicos de nuestras mascotas.

Este es el caso del médico veterinario de la Universidad de los Llanos, Jorge Corredor, quien desde hace años trabaja con los productos de la colmena para tratar el cáncer, enfermedades respiratorias, digestivas, dolor crónico y algunos tipos de alergias atópicas en sus pacientes.

De acuerdo con Corredor, al igual que en los humanos, el propóleo funciona para tratar afecciones respiratorias en los animales. Adicionalmente, el polen sirve como un multivitamínico al tener 22 aminoácidos, vitaminas y minerales.

Por su parte y la jalea real ayuda a fortalecer el sistema inmune, mientras que el veneno de la de las abejas sirve para tratar dolores crónicos de enfermedades como la displasia de cadera, problemas de rodilla e inflamación en articulaciones.

Adicionalmente la miel ayuda a tratar heridas y a mejorar la flora intestinal de los animales según lo ha evidenciado este médico veterinario colombiano, con gran experiencia en su campo.

El especialista afirma que en cuanto a los dolores crónicos que se pueden tratar en perros y gatos con la apiterapia están los relacionados con problemas de la médula espinal, hernias discales, problemas de artritis y artrosis.

“En 2004 empecé a trabajar en Canadá con animales en una clínica veterinaria y al mismo tiempo empecé a buscar otro tipo de terapias alternativas y pasé por diferentes cosas; medicina china, acupuntura, homeopatía, entre otras. Me gustaba lo natural, hasta que una vez apareció un diplomado en Ontario de apiterapia en humanos, y yo me moví a Toronto por mes y medio y tomé ese diplomado en manejo de abejas”, afirmó el especialista Corredor.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Vida y Estilo

Lo más leído en Colombia.com