INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
"All right, all right"

 

Valderrama llegó en 1996 a la naciente Major League Soccer. La liga de fútbol en Estados Unidos estaba en crecimiento y fue a buscar a un ídolo del fútbol suramericano para que convocara gente y les enseñara algo a los estadounidenses.

El pase lo adquirió la MLS a Junior de Barranquilla. Valderrama entendiendo que estaba en el ocaso de su carrera dio el paso hacia una liga incipiente, pero que le iba a generar un buen ingreso económico con el que podía asegurar gran parte de su futuro.

Debutó con Tampa Bay Mutiny el 13 de abril de 1996 enfrentando al New Englad. Su equipo ganó 3-2 y desde ese mismo día se recibió de ídolo en los Etados Unidos. Una multitud de colombianos lo acompañó en su estreno. Desde aquél día, 'El Pibe' cambió el famoso 'todo bien, todo bien' por el 'all right, all right'.

Su fútbol traspasó fronteras y trataba, nuevamente, de posesionarse en un mercado que comenzaba a expandirse.

En Tampa, Valderrama trabajaba en dos sesiones junto a sus compañeros. "En la mañana nos despertábamos con los compañeros a las 7:30 am. Allí desayunábamos y a las nueve nos vamos a entrenar a la cancha", recuerda el '10'. La rutina era muy parecida a la que tenía en el fútbol colombiano y eso no lo asustaba.

Era reconocido en toda la ciudad y respetado en todas las canchas. Al término de la temporada en 1996 recibió el premio al mejor jugador de la temporada. El título fue esquivo para su equipo, pero el trabajo personal recogía sus primeros frutos.

Terminó su contrato de dos años. Dejó a sus amigos: Roy Lassitter, delantero goleador y Martín Vásquez, de la selección mexicana. Vendió la Mitsubishi que tenía y firmó con Miami Fusión por un año. Luego vino el Colorado Rapids en donde finalmente se despidió del fútbol activo. Fue en aquél equipo con el que jugó su último partido. El 25 de septiembre de 2002, en Denver su equipo, Colorado Rapids, perdió 1-0 con el Galaxi.

Su sello se paseó por todas las canchas americanas. Predicó su fútbol, inmortalizó su estilo y se despidió cuando sintió que era el momento. En Estados Unidos, Carlos Alberto Valderrama jugó 192 partidos y marcó 17 goles. Impuso un récord: el de asistencias con 26 en un solo torneo, el del 2000.

***

 

s