Por: Christopher Ramírez • Colombia.com

Corte Constitucional tumbó ley que reducía cotización a pensión de mujeres en Colombia

La Corte avaló una serie de objeciones que presentó el Gobierno frente a la reducción de 1300 a 1150 semanas de cotización a la pensión.

Actualización
En Colombia, las mujeres pueden pensionarse a los 57 años. Foto: Pxfuel
En Colombia, las mujeres pueden pensionarse a los 57 años. Foto: Pxfuel

La Corte avaló una serie de objeciones que presentó el Gobierno frente a la reducción de 1300 a 1150 semanas de cotización a la pensión.

Un nuevo golpe económico fue dado a la población de clase media de Colombia, después de que la Corte Constitucional aceptó las objeciones del Gobierno nacional a una ley que pasó en el Congreso en 2016 y que avalaba la reducción del número de semanas cotizadas para la pensión de las mujeres en el país.

Hace cuatro años, la Cámara y el Senado establecieron que las mujeres que ganaran menos de dos salarios mínimos verían una reducción de 150 semanas en su cotización pensional, para pasar de 1300 a 1150 semanas.

Sin embargo para el Ejecutivo, el Congreso, en este caso, se extralimitó en sus obligaciones, asegurando que el proyecto primero debía pasar por La Casa de Nariño antes de convertirse en Ley nacional. Para el Gobierno, esta decisión, al representar un “beneficio tributario” debía tener su aval para declararse como una ley.

Por esto, una simple objeción ante la Corte Constitucional hizo que se cayera la decisión del Congreso, y ahora, con lo determinado por la Corte, hasta el proyecto. Para la Sala Plena virtual, las críticas del Gobierno al proyecto del Congreso tienen validez, toda vez que representan, según lo establecido por el Ejecutivo en sus objeciones, un "privilegio injustificado a un grupo poblacional significativo".

De esta forma, para el Gobierno esta iniciativa también afectaba de forma directa la sostenibilidad económica del régimen pensional, al tener que destinar más recursos a la población femenina pensionada, mientras que las cotizantes generaban menos ingresos al sistema. En pocas palabras, se estaba aprobando una ley que beneficiaba a un grupo en específico, sin “prever una fuente un mecanismo de financiación en una reforma que disminuye el recaudo y aumenta el pasivo pensional”.

“Si bien el Gobierno reconoce que el proyecto pretende subsanar las dificultades de acceder a una pensión, por parte de las mujeres, como resultado del fenómeno histórico de la discriminación laboral, dicen que esa diferencia en la adquisición de pensión no sería conveniente porque implicaría un desequilibrio financiero del sistema”, explicó el Gobierno.

Al revisar esto, la decisión de la Corte fue casi que unánime (8 votos contra 1), enterrando así el proyecto de ley y obligando a que las mujeres sigan cotizando 1300 semanas para su pensión.

Artículos Relacionados

+ Artículos