Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

A los golpes se enfrentan conductores por escasez de combustible en el Reino Unido

Largas filas y prolongadas horas de espera han ocasionado estrés entre los británicos, que, ante el pánico de quedarse sin gasolina han protagonizado peleas por el combustible.

Largas filas y prolongadas esperas han desatado la desesperación y el estrés en los británicos. Foto: Twitter @AitorPerosanz
Largas filas y prolongadas esperas han desatado la desesperación y el estrés en los británicos. Foto: Twitter @AitorPerosanz

Largas filas y prolongadas horas de espera han ocasionado estrés entre los británicos, que, ante el pánico de quedarse sin gasolina han protagonizado peleas por el combustible.

El pánico cundió en los últimos días en el Reino Unido por cuenta de un aparente desabastecimiento de gasolina que ocasionó caos y largas filas de personas esperando lograr cargar con combustible sus vehículos.

La BP, British Petroleum, petrolera del Reino Unido manifestó que tuvo que cerrar algunas de sus estaciones debido a que existe escasez de conductores de carros cisterna para que transporten el combustible a diferentes lugares de las islas británicas, pero estas dificultades ocasionaron problemas entre la población, que, peleándose por un lugar en las filas frente a las estaciones de gasolina, se trenzó en discusiones y hasta golpes.

El gobierno del primer ministro Boris Johnson considera que la situación que se vive por cuenta de la falta de conductores de carros cisterna es un movimiento de pánico y ha ordenado a las Fuerzas Militares para que sean ellas las encargadas de conducir los carros que surtirán de combustible a las gasolineras y así poner fin a una situación que en diferentes puntos de la Gran Bretaña ha tenido escenas violentas.

El estrés y la impotencia de miles de británicos que por horas hacen filas en las gasolineras deriva en enfrentamientos entre los mismos ciudadanos, en un caso de intolerancia, dos hombres se trenzaron a golpes, patadas y puñetazos debido a que uno de ellos aparentemente se había saltado su turno en la fila, y lo que fueron insultos inicialmente terminó en un improvisado ring de boxeo.

Otro caso de violencia e intolerancia se presentó cuando un hombre amenazaba a otro con un cuchillo, luego el conductor amenazado embistió a este y lo arrastró unos metros, y por casos como estos, la Asociación Médica Británica pide al Gobierno solución pronta al problema porque sus efectos son nocivos entre la población.

El pánico de los conductores británicos a quedarse sin combustible ha ocasionado que crezca la demanda y ante la imposibilidad de suministrar gasolina a las estaciones se generan más inconvenientes entre conductores que esperan más de tres horas para poder cargar sus automóviles.

La falta de suministro de gasolina en el Reino Unido también ha perjudicado a los establecimientos comerciales, principalmente a los supermercados y bares, que se han visto desabastecidos porque no han podido recibir existencias para poner a la venta.

Se espera que la determinación gubernamental de hacer uso de efectivos militares para transportar el combustible a todos los rincones de las islas británicas apacigüe los ánimos de los británicos, que, aunque muy puntuales, también son volátiles como la gasolina.

Artículos Relacionados

+ Artículos