Colombia.com Bogotá Viernes, 08 / Jun / 2018

Estados Unidos revela las pruebas contra Santrich

El expediente que consta de 244 páginas, señalan detalladamente las reuniones grabadas en video donde aparecen el exguerrillero y miembros de 'La Familia'.

Estados Unidos revela las pruebas contra Santrich
Foto: AFP. Alias Jesús Santrich, exguerrillero de las FARC.

Este jueves, el Gobierno estadounidense formalizó la extradición de Seuxis Paucias Hernández, alias 'Jesús Santrich', luego de haber transcurrido 60 días de la captura del exguerrillero, quien es acusado de enviar diez toneladas de cocaína a la nación norteamericana, hecho que ocurriría luego de haber firmado el Acuerdo de Paz en diciembre del 2016.

El documento de 244 páginas fue dado a conocer a través de El Tiempo, en el cual las autoridades de los Estados Unidos narran detalladamente las reuniones grabadas en video, en las que aparecen Santrich y miembros de 'La Familia', quienes habrían negociado las exportaciones de droga a ese país.

Asimismo, en el expediente la DEA señala que los involucrados se reunieron con el exguerrillero para que le diera "la bendición" a la venta de 10 toneladas de cocaína a presuntos miembros del Cartel de Sinaloa, quienes eran realmente infiltrados de la DEA.

Estas pruebas revelan detalles claves del caso contra Jesús Santrich, entre ellas, que estas negociaciones se realizaron luego de la firma del acuerdo de paz con las FARC en el 2016, lo cual implica que la solicitud de extradición que pesa sobre Santrich debe ser tratada por justicia ordinaria (Corte Suprema de Justicia), y no por la Justicia Especial para la Paz (JEP). Esos magistrados tienen en su poder el expediente completo para que puedan verificar las fechas de las que se habla en la investigación.

Esta es la solicitud de extradición de Jesús Santrich:

Solicitud de extradición de Jesús Santrich a Estados Unidos

En las grabaciones audiovisuales 'legales', el exnegociador de paz habla del negocio de cocaína y del capo del narcotráfico de México, Rafael Caro Quintero, con quien presuntamente hacía negocios el sobrino de Iván MárquezMarlon Marín Marín. Actualmente Marín se encuentra en Estados Unidos colaborando con la justicia de ese país como testigo protegido. El empresario Armando Gómez España, otro de los capturados por el caso, aparece en el expediente como actor central del negocio ilegal.

El documento fue firmado por Bryan Witek, un agente de la DEA que lleva 13 años en el mundo de la lucha contra el narcotráfico.

De acuerdo a lo informado por la DEA, la investigación develó que desde junio del 2017 “los acusados participaron en numerosas conversaciones con testigos confidenciales que actuaron bajo las instrucciones de autoridades (de Estados Unidos) tiempo durante el cual mencionaron y negociaron la compra de miles de kilos de cocaína, parte de ella destinada a los Estados Unidos”.

De igual manera, que Armando Gómez España entregó una muestra de 5 kilogramos de cocaína a los infiltrados en noviembre de 2017. Agrega que los dos testigos “se reunieron con Hernández Solarte (Jesús Santrich), y Marlon Marín Marín en dos ocasiones para hablar de la compra y entrega de 10 toneladas de cocaína”. Además, revela la solicitud de extradición que uno de los testigos y Armando Gómez, padre de la exreina de belleza Carolina Gómez, “tenían antecedentes de tratos de cocaína juntos" y que a mediados del 2017 “comenzaron a hablar de una serie de posibles tratos de cocaína”. 

“El 20 de junio de 2017, uno de los testigos grabó legalmente una reunión con Fabio Younes, también capturado, Armando Gómez y Marlon Marín (...) Durante la reunión Younes señaló que ellos tres estaban relacionados con las Farc. Younes, Gómez y Marín también hablaron de la participación actual de las Farc en narcotráfico y las conexiones directas que todos mantenían con un líder de las FARC”, refleja el expediente.

El Tiempo informó que de acuerdo a lo señalado en el documento, el 10 de junio del 2017, ese mismo testigo grabó otra reunión con Younes, Marín y Gómez: “Durante el transcurso de esta reunión el testigo propuso comprar cocaína a los acusados por un valor aproximado de 2.000 dólares por kilo en Bogotá, la cual él vendería posteriormente en Miami o Canadá por entre 34.000 y 37.000 dólares”. Y dice el documento: “Gómez y Marín le dijeron al testigo que podían entregar cocaína de alta calidad y podían disponer el transporte de cocaína a través del aeropuerto de Bogotá. Younes, Gómez y Marín también hablaron de entregar una muestra de 5 kilos para que el testigo pudiera someter a prueba la calidad de la cocaína".

Según la solicitud de extradición, Marín dijo “que podían llevar esa cocaína al ‘borde’ de los Estados Unidos”. Marín, según la DEA dijo al comprador que “podía contar con una calidad del 100 por ciento” y Gómez España dijo que “Las FARC eran las mejor posicionadas para proporcionar cocaína de alta calidad”.

El expediente muestra claramente que Marín incluso invitó a los supuestos compradores “para que visitaran los laboratorios de cocaína de las FARC”. Marín Marín indicó que se “habían reunido con miembros de alto rango de las FARC para conversar sobre la transacción propuesta y la logística del transporte de la cocaína”.

Te puede interesar: Caso Santrich: EE.UU. formalizaría extradición para el viernes 8 de junio

El 25 de septiembre del 2017, en una cita que se grabó en video, Younes, Gómez y Marín se reunieron con los infiltrados para el pago de la muestra. En el documento consta que uno de los testigos “entregó a Marín una bolsa que contenía el pago, aproximadamente 8.000 dólares, y preguntó a Marín cuándo recibiría la droga".

Supuestamente, Marín dijo que “su gente tenía dos hoteles en Bogotá controlados por su organización" dónde podrían entregar la cocaína. Y Gómez España afirmó que "había efectuado entregas como estas antes”.

También se menciona que el 1 de noviembre del 2017 “en una reunión grabada en video legalmente” los testigos aseguraron que eran miembros del Cartel de Sinaloa y reportaban directamente al capo Rafael Caro Quintero. En esa misma cita el testigo les dijo a los acusados que “deseaba la bendición de Santrich antes de hacer un negocio más grande”. Al otro día “en una reunión grabada legalmente los testigos se reunieron con Santrich y Marlon Marín en la casa del primero. 

Así es descrita la reunión, “Numerosos guardias armados patrullaban la casa, incluso alguien que resguardaba la puerta principal sosteniendo un fusil R15 y una pistola. Marín presentó a los testigos como los individuos con los que estaban negociando ‘el proyecto’, Santrich contestó que tenían que tener cuidado y que los testigos debían coordinar la transacción con Marín Marín. El testigo dos dijo a Santrich que su jefe; es decir, Rafael Caro Quintero, estaba muy interesado en saber si podrían trabajar juntos en proyectos futuros”. Esa fue la reunión en la que Santrich le envió a ‘Don Rafa Caro’ la pintura de su autoría. La solicitud de extradición dice que Santrich incluso mencionó como ese capo mexicano “antes había matado a un agente de la DEA”.

Para obtener información más completa haz click en este enlace de El Tiempo


No dejes de ver: