Colombia.com Bogotá Martes, 29 / May / 2018

Libia: Los líderes aseguran que apoyaran elecciones para el 10 de diciembre

El país del norte de África continúa en caos siete años después de la caída de Muamar Gadafi.

Libia: Los líderes aseguran que apoyaran elecciones para el 10 de diciembre
Los cuatro líderes libios que no representan a todas las facciones rivales. Foto. AFP.

Cuatro líderes libios aseguraron el martes que están dispuestos a organizar y respetar unas elecciones generales en su país el 10 de diciembre, tras una reunión en París auspiciada por el presidente francés, Emmanuel Macron.

También le puede interesar: Francia: Indocumentado que salvó a un niño será nacionalizado

Los cuatro líderes, que no representan a todas las facciones rivales, aseguraron estar dispuestos a "aceptar los resultados de las elecciones y a garantizar los fondos apropiados y estrictas medidas de seguridad" para la celebración de los comicios.

Libia sigue sumida en el caos siete años después de la caída de Muamar Gadafi. El país está dividido en territorios de influencia de diferentes caciques, además de los yihadistas.

Además, el país es el puerto de salida de centenares de miles de migrantes ilegales en su rumbo desesperado hacia Europa.

"Necesitamos un esfuerzo colosal a nivel europeo e internacional" para ayudar a Libia, donde hay "cientos de miles" de personas esperando a cruzar el Mediterráneo, advirtió el primer ministro reconocido por la comunidad internacional, Fayez al Sarraj.

"Soy optimista", declaró a la AFP el enviado especial de la ONU, Ghassan Salamé, al término de las conversaciones.

Además de Sarraj, asistió al encuentro de París el líder militar Khalifa Haftar, de 75 años, cuyo Ejército Nacional libio domina el este del país.

En la conferencia internacional participaron además el presidente de la Cámara de Representantes, Aguila Salah Issa, y el del Consejo de Estado, Jaled Al Mishri.

Francia invitó además a representantes de 19 países implicados: los cinco países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, Italia (antigua potencia colonial), los países vecinos (Egipto, Túnez, Chad) y las potencias regionales (Emiratos Árabes Unidos, Catar, Kuwait, Turquía, Argelia y Marruecos). El presidente congoleño, Denis Sassou-Nguesso, que dirige el comité de alto nivel de la Unión Africana sobre Libia, también fue invitado.

El presidente tunecino, Bejo Caid Essebsi, dejó una advertencia para los líderes libios. "No hay otra solución excepto la que pase a través de ustedes", afirmó. "Si las cosas se tuercen, será responsabilidad suya".

El presidente Macron afirmó que el acuerdo final "es un paso esencial hacia la reconciliación".

"El periodo que atravesamos (...) impone decisiones", había afirmado al recibir en el Elíseo a Sarraj.

- 'Compromiso colectivo -

País de ricos recursos petroleros, Libia está devastada por las rivalidades que enfrentan a sus diferentes milicias y tribus desde la caída del régimen de Gadafi en 2011.

En la actualidad, dos autoridades políticas se disputan el poder: el Gobierno de Unión Nacional (GNA), con sede en Trípoli, y una autoridad rival que controla gran parte del este libio y que se apoya en el Parlamento electo basado en Tobruk.

"Se necesita un compromiso colectivo para hacer todo en favor de que se organicen elecciones (presidenciales y legislativas) antes de fin de año", resumió la presidencia francesa.

La hoja de ruta que debe ser validada prevé la unificación de las fuerzas armadas y de seguridad, constituidas ahora de una multitud de milicias, así como la instauración de un único banco central y de un solo Parlamento.

"Creo que unas elecciones son un gran riesgo en un país armado como Libia", advirtió a la AFP Federica Saini Fasanotti, una analista de Brookings Institution en Washington.

- Una 'realidad compleja' -

Los principales actores políticos y militares de la ciudad de Misrata, que cuenta con los grupos armados más poderosos e influyentes en el oeste libio, boicotearon la reunión de París ya que no están considerados al mismo nivel que las cuatro delegaciones libias, según fuentes políticas libias.

"Muchos en el oeste de Libia ven la iniciativa francesa como un intento de reforzar la posición de Jalifa Haftar y convertirlo en un actor inevitable", señaló Mohamed Eljrah, de la consultora Libya Outlook.

Algunos actores reclaman además la organización de un referéndum constitucional que defina los poderes del futuro presidente, cargo que actualmente no existe en Libia, antes de organizar unas elecciones.

"Francia es el único que quiere organizar elecciones tan rápido (...) porque tiene criterios de lectura que no son libios, ni árabes", señala Jalel Harchaoui, investigador en la Universidad París VIII.

Como sucedió en el anterior encuentro organizado en julio de 2017 por Macron con Sarraj y Haftar, Italia parece incómoda con la iniciativa de París.

Puede leer: China pide "paciencia" luego de la cancelación de la cumbre EEUU-Corea del Norte

"Es como si Macron aprovechara el momento de ausencia política italiana", debido a la crisis política que vive el país, escribió el diario La Repubblica el 24 de mayo citando a fuentes diplomáticas italianas.

AFP