Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Las 'facturas sorpresa' ya no serán un dolor de cabeza en Estados Unidos

La Ley "sin sorpresa" dejará en el olvido las elevadas 'facturas sorpresa' que podían dejar en la quiebra a un paciente que necesito de los servicios médicos más especiales.

Actualización
La nueva Ley no exonera de pagar los servicios brindados por los medico u hospitales, solo que ahora los costos serán menores. Foto: Shutterstock
La nueva Ley no exonera de pagar los servicios brindados por los medico u hospitales, solo que ahora los costos serán menores. Foto: Shutterstock

La Ley "sin sorpresa" dejará en el olvido las elevadas 'facturas sorpresa' que podían dejar en la quiebra a un paciente que necesito de los servicios médicos más especiales.

Los pacientes preocupados por recibir una factura inesperada después de recibir atención médica de emergencia obtuvieron este mes una capa de protección gracias a una nueva ley federal.

La Ley Sin Sorpresas impide que, en muchos casos, los médicos u hospitales facturen a los pacientes asegurados tarifas más altas porque los proveedores de atención médica no están en la red de cobertura de su aseguradora.

La ley no eliminará las sorpresas en la facturación. Pero se espera que alivie las preocupaciones, especialmente en casos de emergencia en los que los pacientes no tienen tiempo de elegir un médico de la red

Una ley bipartidista que entró en vigor hace poco promete acabar ‘al menos en teoría’ con gran parte de ellas. Un logro que celebran organizaciones de protección al consumidor y quienes ya han pasado por el calvario de tener que pagarlas.

“Estamos sacando a los pacientes del medio de las disputas entre aseguradoras y proveedores y asegurándonos de que no reciban facturas inesperadas que los lleven a la bancarrota”, declaró el secretario de salud y servicios humanos, Xavier Becerra, quien catalogó la legislación como la “ley de protección al consumidor más importante desde la Ley de Cuidado de Salud Asequible”.

Pero no es algo que eliminará por arte de magia otras cargas financieras que el sistema de salud de EEUU impone a los pacientes.

Aquellos con seguro todavía estarán obligados a cumplir con desembolsos como los copagos, gastos de bolsillo o deducibles, entre otros. Quienes no tienen una póliza, seguirán sufriendo aun más las consecuencias de vivir en un país con los más altos costos médicos del mundo.

La normativa que sustenta la nueva ley señala que las aseguradoras no pueden denegar una reclamación basándose únicamente en el diagnóstico de un médico. También deben tener en cuenta los síntomas que tenían los pacientes cuando llegaron.

Eso significa que las aseguradoras no deben denegar una reclamación a un paciente que acudió a urgencias pensando que estaba sufriendo un infarto, pero al final se le diagnosticó una quemadura cardíaca.

La nueva ley pone fin a estas sorpresas de facturación en la mayoría de las atenciones de urgencia, ya que básicamente exige que los pacientes reciban la cobertura dentro de la red sin que el proveedor les facture nada adicional.

En algunos casos, los pacientes pueden recibir la factura completa si la aseguradora no cubre nada fuera de su red.
 

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Colombia.com