Por: María Andrea Suárez • Colombia.com

Rusia sanciona a la esposa y a la hija de Joe Biden por "acciones rusófobas"

Las sanciones también cobijan otros 23 políticos y académicos estadounidenses como los titulares de los departamentos de Defensa, del Tesoro, de Estado y de la CIA. 

Moscú sanciona a la primera dama de EE.UU. y a su hija Ashley. Foto: Agencia EFE y @ajalexander944
Moscú sanciona a la primera dama de EE.UU. y a su hija Ashley. Foto: Agencia EFE y @ajalexander944

Las sanciones también cobijan otros 23 políticos y académicos estadounidenses como los titulares de los departamentos de Defensa, del Tesoro, de Estado y de la CIA. 

La esposa del presidente de los Estados Unidos, Jill Biden y su hija Ashley Blazer Biden, han sido sancionadas por Rusia este martes junto con otros 23 políticos y académicos por las "acciones rusófobas" y la imposición de castigos contra Moscú.

En un comunicado oficial, el Ministerio ruso de Exteriores informó que les prohíbe a estas personas la entrada en territorio de la Federación Rusa. La amplia lista incluye al propio mandatario estadounidense y a Hunter Biden, hijo que tuvo con su primera esposa, Nelia. 

Además, también figuran en ella los titulares de los departamentos de Defensa, del Tesoro, de Estado y de la CIA, así como los participantes del grupo McFaul-Yermank, que desarrolla recomendaciones sobre sanciones "antirrusas", señaló la entidad. 

Entre los sancionados hay profesores de la Universidad de Yale, de Stanford, de Harvard y de Tufts, senadores demócratas y republicanos, economistas, y antiguos y actuales funcionarios del gobierno de Joe Biden. 

Las sanciones también cobijan a otros 43 ciudadanos canadienses, principalmente funcionarios federales y regionales, políticos del Partido Liberal y personalidades públicas. El Ministerio ruso de Exteriores argumentó el por qué de su decisión en otro comunicado. 

"En las condiciones en las que el régimen de Justin Trudeau en Canadá sigue obstinadamente un curso de rusofobia militante, la parte rusa se reserva el derecho de tomar contramedidas en respuesta a las acciones abiertamente hostiles de Ottawa", señaló el departamento que dirige Serguéi Lavrov.

De hecho, Lavrov dijo que los planes de Estados Unidos de suministrar sistemas con misiles antiaéreos de medio y largo alcance a Ucrania son "dañinos y contraproducentes", porque podrían alargar el conflicto en ese país. 

"Mientras más atiborren de armamento a Ucrania, más durará este conflicto, más durará la agonía del régimen nazi de Kiev, que es apoyado por las capitales occidentales", señaló el funcionario en rueda de prensa en Asjabad, capital de Turkmenistán, trasmitida en directo por la televisión rusa.

El ministro reiteró que el envío de armamento solo "alargará el sufrimiento de la población civil que vive bajo los bombardeos del régimen ucraniano" y aumentará el trabajo que Rusia deberá cumplir sobre el terreno. "Esas tareas serán cumplidas", aseveró. 

Finalmente, recalcó que Rusia no se sorprende con las nuevas medidas acordadas por la OTAN en contra de Moscú como el aumento de sus efectivos en el flanco oriental, ya que es la continuación de su política de "asimilación del territorio de la antigua Unión Soviética", de "aproximación de su infraestructura militar a las fronteras rusas".

Artículos Relacionados

+ Artículos