Evo Morales enfrenta a Chile

El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió que Chile reconozca que tiene una deuda millonaria con el país andino por el uso durante más de cien años de las aguas del Silala.

Colombia.com - Actualidad
Colombia.com - Actualidad

El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió que Chile reconozca que tiene una deuda millonaria con el país andino por el uso durante más de cien años de las aguas del Silala.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió que Chile reconozca que tiene una deuda millonaria con el país andino por el uso durante más de cien años de las aguas del Silala (suroeste), una controversia que su Gobierno también llevará a instancias internacionales como lo hizo con el reclamo marítimo.

En un acto con estudiantes en La Paz, el mandatario ratificó el anuncio realizado el miércoles durante los actos por el Día del Mar, sobre la decisión del Ejecutivo boliviano de demandar a Chile por el uso "ilegal" y "abusivo" de las aguas del Silala.

Morales expuso diversos argumentos para llevar el tema ante un tribunal internacional, uno de ellos que "Chile explotó gratuitamente" los recursos hídricos bolivianos de esa zona "por más de cien años".

"Chile debe reconocer su deuda por el uso de nuestras aguas por más de cien años. Chile tiene una deuda económica de miles de millones de dólares con Bolivia que sistemáticamente se ha negado a reconocer en su integridad", afirmó.

Los dos países están enfrentados en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, donde el país andino presentó en 2013 una demanda en busca de un fallo que obligue a Chile a negociar en firme la centenaria reclamación boliviana de una restitución del acceso soberano al Pacífico perdido en una guerra en 1879.

La controversia sobre el Silala, situado en la región andina de Potosí (suroeste), estuvo hasta ahora en un segundo plano de la agenda bilateral frente a la demanda marítima, pero lleva al menos dos décadas como parte de las reclamaciones bolivianas a Chile.

Bolivia ha sostenido siempre que el Silala contiene manantiales cuyas aguas fluyen a Chile por canales artificiales construidos en 1908, por lo que varias veces ha exigido una compensación económica al Gobierno chileno y a empresarios del norte de esa nación.

Las autoridades bolivianas argumentan que ese año se otorgó una concesión para el aprovechamiento de las aguas a la hoy inexistente Bolivian Antofagasta Railway, pero que el permiso ha caducado.

En cambio, Chile ha defendido que el Silala es un río de curso internacional por lo que sus aguas pertenecen a ambos países.

Evo Morales rechazó hoy la versión chilena y aseguró que hay "estudios especializados" que determinaron que se trata de "aguas subterráneas inmovilizadas en el territorio boliviano que datan del periodo glacial" y que, al emerger, forman más de 60 "bofedales dispersos" en 11 hectáreas en Potosí.

"Dada esta naturaleza de aguas subterráneas, el uso y explotación de estas aguas es exclusivamente de Bolivia porque no forman parte de un sistema hidrológico compartido, sino que son reservas de agua no renovables que se encuentran ubicadas exclusivamente en el territorio nacional", sostuvo el gobernante.

Tras el anuncio de la nueva demanda sobre el Silala, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, sostuvo el miércoles que su país responderá con una "contrademanda" a Bolivia.

"Tenemos claridad que (el Silala) es un río internacional de aguas continuas y nos asisten derechos importantes respecto a este río internacional", dijo Muñoz.

En una rueda de prensa en La Paz, el ministro de Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, señaló que a su país no le preocupa la advertencia de Muñoz y consideró que hay "nerviosismo" en Chile ante el anuncio boliviano. EFE

Artículos Relacionados

+ Artículos