Colombia.com Bogotá Lunes, 27 / Nov / 2017

La polémica visita del papa Francisco a Birmania

El papa Francisco visita una nación mayoritariamente budista acusada de "limpieza étnica" por la represión de la minoría musulmana rohinyá que vive en el oeste del país.

La polémica visita del papa Francisco a Birmania
Foto: AFP

Acogido por miles de birmanos con atuendos tradicionales, el papa Francisco inició este lunes en Birmania una visita particularmente delicada a este país de mayoría budista, acusado recientemente de "limpieza étnica" contra la minoría musulmana de los rohinyás.

Muchos católicos llegaron de toda Birmania, con banderas birmanas y del Vaticano, con la esperanza de ver al pontífice. Los católicos representan poco más de 1% de la población de este país asiático. 

En este 21º viaje, el pontífice argentino también visitará Bangladés, otro país con fuertes tensiones religiosas al que numerosos rohinyás han emigrado, huyendo de la violencia. 

Te puede interesar: El Papa critica el uso de teléfonos durante la misa

Unos 620.000 de ellos escaparon desde finales de agosto de sus aldeas en el estado de Rakáin (oeste de Birmania), donde el ejército llevó a cabo una dura campaña de represión que Naciones Unidas no dudó en calificar de "limpieza étnica". 

Las palabras del sumo pontífice sobre los rohinyás serán cuidadosamente analizadas en un país bajo fuerte tensión interreligiosa.

Francisco no ha dudado en denunciar en los últimos meses el trato que reciben quienes califica de sus "hermanos rohinyás", a riesgo de molestar a la mayoría budista del país.

Durante su estancia, Francisco se reunirá con el jefe del ejército, Min Aung Hlaing, al que las organizaciones de defensa de los derechos humanos acusan de ser el principal responsable de la campaña de represión. 

La semana pasada, Birmania y Bangladés anunciaron un acuerdo para el retorno de refugiados rohinyás, pero el jefe del ejército se declaró opuesto a que regresen en masa. 

El papa también se reunirá con la dirigente birmana y premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, cuya reputación a nivel internacional quedó empañada por la falta de empatía mostrada hacia los rohinyás. 

La opinión pública birmana, en la que reina un fuerte sentimiento nacionalista budista y ampliamente antimusulmán, está indignada con los cuestionamientos de la comunidad internacional sobre la manera como el gobierno gestiona el conflicto.

AFP