Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Tropas de Rusia aseguran que tienen el control del último reducto ucraniano en Lugansk

Tropas rusas apoyados por chechenos y prorrusos de Lugansk aseguran tener rodeada la ciudad de Lisichansk, el último bastión en la región que se declaró independiente de Ucrania hace 8 años.

Soldados rusos, chechenos y milicianos de Lugansk se han tomado la ciudad de Lisichansk en Lugansk. Foto: Youtube
Soldados rusos, chechenos y milicianos de Lugansk se han tomado la ciudad de Lisichansk en Lugansk. Foto: Youtube

Tropas rusas apoyados por chechenos y prorrusos de Lugansk aseguran tener rodeada la ciudad de Lisichansk, el último bastión en la región que se declaró independiente de Ucrania hace 8 años.

El considerado último reducto de las fuerzas ucranianas en la región de Lugansk, la ciudad de Lisichansk, ha sido totalmente rodeado por las tropas rusas en colaboración con milicias de esta ciudad quienes se declaran independientes del Gobierno ucraniano que preside Volodimir Zelenski.

Soldados de la Guardia Rusa de Chechenia hacen parte de la fuerza de Vladimir Putin que ha concentrado sus esfuerzos en operaciones en las regiones autónomas o Repúblicas populares de Lugansk y Donetsk, con la justificación de proteger a la población del ataque de neonazis que han perseguido a este pueblo prorruso, en especial desde la intervención militar rusa en esta zona en 2014.

Las fuerzas prorrusas, las cuales están conformadas por varios milicianos de la región de Lugansk han comunicado que el cerco sobre Lisichansk es tan cerrado que las fuerzas ucranianas no podrán escapar así se esfuercen.

Se informó también que varias ciudades y poblaciones cerca de Lisichansk han sido capturadas por tropas rusas, chechenas y prorrusas, y que los helicópteros Ka-5 Alligator han destruido vehículos blindados, artillería y fortificaciones del Ejército de Ucrania, además de asegurar que la refinería de la ciudad, la más importante de Ucrania está bajo su mando.

Mientras las fuerzas que apoyan a Rusia, chechenos y milicias de Lugansk, aseguran que Lisichansk está bajo su poder, el Gobierno central de Kiev niega esto y afirma que aún mantiene el control de la ciudad.

Lisichansk es una ciudad clave en el Donbás y allí se libran intensos combates, el Ejército de la Federación de Rusia atacó tres depósitos de municiones en Zaporiya y una base de armas y equipos para el Ejército de Ucrania en Járkov.

Hace unos días el Ejército de Rusia atacó un centro de entretenimiento en Odesa dejando 21 personas fallecidas, hecho que fue catalogado por el presidente ucraniano Volodimir Zelenski como un ‘acto terrorista’, además, el mandatario asegura que las tropas ucranianas obligaron a las rusas a abandonar la isla de las serpientes, una formación rocosa de estratégica ubicación porque desde allí se puede atacar el puerto de Odesa.

La Federación de Rusia afirmó que salió de la isla de las serpientes como una muestra de buena voluntad, desde el Kremlin se dijo que lo hacían para facilitar la salida de buques cargados de cereales.

El gobierno central de Ucrania indicó desde Kiev que el ataque de las tropas rusas a Odesa es una venganza porque el Ejército de su país logró expulsar a los efectivos de Vladimir Putin en el estratégico punto sobre el Mar Negro frente a Ucrania y Rumania.

Artículos Relacionados

+ Artículos