Colombia.com Bogotá Lunes, 30 / Oct / 2017

Las tierras que el senador Lizcano se apropió y eran de víctimas

En los predios, ubicados en Quinchía, Risaralda, se iba a construir un tramo de la autopista Conexión Pacífico 3, pero estos terrenos pertenecían a dos personas que fueron secuestradas y declaradas desaparecidas. 

Las tierras que el senador Lizcano se apropió y eran de víctimas
Foto: Twitter

La Procuraduría ordenó a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) suspender la compra de tres predios, de propiedad del senador Mauricio Lizcano y su padre Óscar Tulio Lizcano, ubicados en Quinchía, Risaralda, que fueron reclamados por víctimas de despojo.

Los predios: "Sausagua", "Guamerú" y "Lote Sausagua", fueron reclamados por los herederos de dos personas que fueron secuestradas y declaradas desaparecidas. La suspensión de la venta pone en riesgo la construcción de de un tramo de la autopista Conexión Pacífico 3.

Te puede interesar: 'El Paisa' está construyendo un sendero en el Caquetá según Santrich

"El Ministerio Público reconoce el interés nacional y estratégico de este proyecto (Conexión Pacífico 3), y la necesidad de transferir lo antes posible a nombre de la Nación las áreas necesarias para su intervención, pero advierte que el proceso de restitución de tierras hace parte del marco de la justicia transicional y contempla una finalidad superior dirigida a lograr la reparación integral y efectiva de las víctimas", señala el Ministerio Público.

Cabe recordar que en 2016, el programa de Pirry reveló detalles de cómo Óscar Tulio Lizcano y su hijo, Mauricio, compraron los predios hace cuatro años y en ellos quisieron construir una gasolinera, sin embargo, una demanda en la Unidad de Víctimas por parte de los familiares de de Blanca Ofelia Correa detuvieron el proyecto.

“Nosotros somos compradores de buena fe. Cuando ya estábamos muy avanzados, dos años después de haber comprado, nos demandaron ante la Unidad de Víctimas pidiendo la restitución del predio. Ahí supimos del problema. Nosotros no tenemos nada que ver con la desaparición de los dueños. Qué íbamos a saber nosotros que 30 años antes en esa finca, que ha pasado no sé por cuántos propietarios, habían desaparecido dos personas”, explicó el senador Lizcano luego de que se conociera el caso.

Colombia.com