Por: Manuel Fonseca • Colombia.com

El Estado es demandado por apicultores, el dinero que exigen es de 700 mil millones de pesos

Son cerca de 176.000 las colmenas de abejas que han muerto por el uso de sustancias tóxicas como Fipronil y el Clorpirifos en 2021.

Actualización
Las abajes son de gran importancia en el equilibrio de nuestro ecosistema. Foto: Shutterstock
Las abajes son de gran importancia en el equilibrio de nuestro ecosistema. Foto: Shutterstock

Son cerca de 176.000 las colmenas de abejas que han muerto por el uso de sustancias tóxicas como Fipronil y el Clorpirifos en 2021.

Según los apicultores colombianos, el Gobierno Nacional es el principal coautor de la muerte de abejas en Colombia. Puesto que, al Gobierno le fata solides y determinación, respecto a la prohibición de sustancias toxicas para la fumigación y por esto sería uno de los principales culpables del envenenamiento de estos animales.

EN repetidas ocasiones, se ha mencionado que son parte vital para el equilibrio del ecosistema en donde vivimos. Estos son algunos de los motivos por los cuales el gremio apicultor decidió demandar al Estado por 700 mil millones de pesos a modo de indemnización.

Los numeros que arrojo el informe, en donde participaron científicos y abogados, suena preocupante. Según cifras del ICA (Instituto Colombiano Agropecuario), son cerca de 176.000 las colmenas de abejas que han muerto por el uso de sustancias tóxicas como Fipronil y el Clorpirifos. La lista es encabezada por el Quindío, Cundinamarca, Huila y Meta.

“Esta molécula se prohibió hace algunos meses porque se demostró que el fipronil estaba matando a todos los polinizadores de manera indiscriminada, y lastimosamente muchos agricultores están comprando este elemento para aplicarlo a todos los cultivos”, expresó el líder apicultor Faber Sabogal, en testimonios rescatados por RCN Radio. El experto fue especifico en que, este año, 2021, han resultado envenenadas casi 200 colmenas, es decir, causando por lo menos, la muerte de 10 millones de abejas.

La suma de dinero que exigen los apicultores, va principalmente en contra del Estado que involucra, al ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, el ICA (Instituto Colombiano Agropecuario); el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y el ANLA (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales). Lo que piensan los apicultores demandantes, es que estas entidades han tenido la culpa de ser permisivas a la hora de dar el visto bueno para el uso de sustancias tóxicas sobre el medio ambiente y el habitat común de las abejas. 

En semanas anteriores, algunos medios como Caracol Radio y Portafolio, hondaron sobre los beneficios de la nueva ley en pro de la vida de las abejas y su respectivo gremio de apicultores. Esta ley fue aprobada en el Congreso y buscaba fortalecer el cuidado de las abejas y colmenas del territorio nacional, además, de darle un mayor impulso al crecimiento apícola en Colombia.  

“Se crean los instrumentos necesarios para acelerar el crecimiento del número de colmenas y poder desarrollar el potencial de uno a dos millones de colmenas que tiene el país, puesto que facilita el acceso a créditos a los apicultores, fortalece la asistencia técnica para el cuidado y manejo de las colmenas y permitirá la asociatividad apícola. Todo con el norte claro de convertir a Colombia en un país exportador de miel de excelente calidad”, comentó la Federación Nacional de Apicultores y Criadores de Abejas de Colombia (Fedeabejas), a través de su presidente Fabio Diazgranados, en testimonios rescatados por Portafolio.

Según Caracol Radio, el senador Carlos Felipe Mejía, creador del proyecto para las abejas, aseguró, que esta es la primera vez que se fijó en Colombia una política pública de esta tipo. Asegurando que la especie polinizadora es fundamental para la preservación de la biodiversidad y la proliferación de la especie vegetal.

Artículos Relacionados

+ Artículos