Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Casi 7 de cada 10 colombianos no tiene buena imagen de Marta Lucía Ramírez

Casi 7 de cada 10 colombianos no tiene buena imagen de Marta Lucía Ramírez, la vicepresidenta no es santo de devoción de los colombianos, pues la encuesta de Guarumo y EcoAnalítica le otorga 67,3% de promedio de mala imagen.
 

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez no goza de favorabilidad entre los colombianos, según encuesta. Foto: Twitter @rcnradio
La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez no goza de favorabilidad entre los colombianos, según encuesta. Foto: Twitter @rcnradio

Casi 7 de cada 10 colombianos no tiene buena imagen de Marta Lucía Ramírez, la vicepresidenta no es santo de devoción de los colombianos, pues la encuesta de Guarumo y EcoAnalítica le otorga 67,3% de promedio de mala imagen.
 

La imagen del presidente y de la vicepresidenta de la República no es la mejor desde que se inició la administración gubernamental en 2018, de hecho, nunca ha gozado de números favorables, y en la medida en que ha pasado el cuatrenio, su calificación ha sido más baja.

La última encuesta de Guarumo y EcoAnalítica ha revelado que tanto Iván Duque Márquez, como Marta Lucía Ramírez no gozan de imagen favorable entre los colombianos, siendo la vicepresidenta, el alto funcionario gubernamental con la peor imagen entre la población.

Mientras el mandatario nacional no goza de favorabilidad, su vicepresidenta tiene números aún más bajos y se le ha criticado su doble función como canciller y como segunda al mando en el Gobierno Nacional, sin que logre en los colombianos un concepto de eficiencia, sino que se le considera como una escudera del presidente Duque, aunque hace un año había mostrado netamente uribista al comparar al expresidente Álvaro Uribe Vélez con el propio Jesucristo.

Marta Lucía Ramírez Blanco, infortunadamente se ha hecho más famosa por sus caídas en eventos públicos que por sus aciertos como funcionaria, de nada ha valido estar en la historia como la primera ministra de Defensa en el país, esto durante el primer año de la administración Uribe Vélez entre los años 2002 y 2003.

Ramírez Blanco ha estado ligada a los círculos del poder, pues también fue ministra de Comercio Exterior, senadora de la República y candidata por el partido Conservador a las elecciones presidenciales del año 2014, que dieron como ganador a Juan Manuel Santos Calderón.

La canciller llegó a la Casa de Nariño como la fórmula vicepresidencial de Iván Duque Márquez, un senador de la República desconocido para la mayoría de colombianos, que llegó a la presidencia impulsado por Álvaro Uribe Vélez y su partido de extrema derecha, el Centro Democrático, con un discurso marcado por la retórica anti comunista y anticastrochavista que consideraba a Gustavo Petro como un líder que quería convertir a Colombia en una nueva Venezuela.

La ministra de Relaciones Exteriores y vicepresidenta ha sido criticada por su postura en eventos como el paro nacional iniciado el 28 de abril, pues a la par con los miembros del gobierno, se dedicó a defender las acciones gubernamentales y policiales y se mostró en total mutismo frente a la muerte de manifestantes a manos de miembros de la fuerza pública, pero condenó la protesta social.

La desfavorabilidad de la vicepresidenta Ramírez Blanco es de 67,3%, lo que indica que casi 7 colombianos de cada 10 no tienen buena imagen de la alta funcionaria, así lo indica la encuesta de Guarumo y EcoAnalítica.

Artículos Relacionados

+ Artículos