Actualización: Vie, 28 / Dic / 2018 9:12 am
Colombia.com Bogotá Mié, 12 / Dic / 2018 9:49 am

Colombianadas 2018: vergüenzas en la política colombiana

Además de arrojar ratones a algunos senadores, en Colombia la política ha tenido más de un acto vergonzoso que en Colombia.com decidimos recordar. 

Colombianadas 2018: vergüenzas en la política colombiana
Ratones al CD: otra colombianada más de este 2018. Foto: Twitter

En la noche del pasado 11 de diciembre, en lo que se ha catalogado como un acto vergonzoso en Colombia, varias personas arrojaron ratones blancos sobre senadores del Centro Democrático, durante una plenaria que se llevaba en el Congreso de la República.

Ante el ataque, el expresidente Álvaro Uribe se levantó de su puesto, subió hasta la barra y pidió explicaciones a las personas que lanzaron los animales. “Sería bueno saber quién fue el cobarde que mandó a hacer eso (…) lo grave no es quién de ustedes lo hizo, sino quién los mandó”, dijo el hoy senador colombiano.

Sin embargo, para nadie es un secreto que la política colombiana es un sube y baja de emociones, que cada vez sorprende más a los colombianos y, por supuesto, este hecho no es el primero que avergüenza a los funcionarios públicos en el país.

Es por esto que en Colombia.com te traemos algunas de las ‘colombianadas’ más recordadas de este 2018, que, de alguna u otra forma, empañaron el ejercicio polítco de la nación.

¡Otra vez Mockus!

“Cuando la gente no se escucha, eso se vuelve una costumbre. Es importante que cuando la gente hable, la escuchen”, dijo el senador por el Partido Verde, Antanas Mockus, minutos después de bajarse los pantalones frente a sus colegas de la Cámara Alta.

El hecho sucedió durante la instalación del nuevo Congreso (2018-2022), luego que, según explica la congresista Angélica Lozano, “Antanas ha pedido silencio de todas las formas para que la gente escuche a Efraín Cepeda”; ante la negativa, Mockus decidió llamar la atención de otra manera. Objetivo logrado.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

Una ‘lumbrera’ de estudiante

Otro de los casos que más se viralizó en redes sociales, fue el de la equivocación del senador Gustavo Petro con un supuesto estudiante colombiano de física cuántica, que habría logrado un prestigioso premio internacional.

José Manuel Velásquez es un joven boyacense campeón nacional de física cuántica. Nos representará en las olimpiadas mundiales de física. En una sociedad del conocimiento, la innovación se sustentará en las ciencias básicas estudiadas por nuestra juventud en la universidad”, escribió el excandidato presidencial en su cuenta de Twitter, y adjuntó una foto del personaje.

Infortunadamente para Petro, todo resultó ser parte de una ‘fake new’, pues el famoso ‘estudiante’ es realmente un actor de películas para adultos.

¡No se me toma otra!

Durante el debate de control político al fiscal Néstor Humberto Martínez, por un supuesto conocimiento no declarado del caso Odebrecht, uno de los protagonistas de la jornada fue el senador de Cambio Radical, Antonio Luis Zabaraín. Tanto para expertos como demás seguidores del debate, el congresista dio su discurso bajo la influencia del alcohol, pues, hubo momentos en los que sus palabras no tenían sentido ni orden.

“Fidel representa a la izquierda del mundo y lo ven como un prohombre. Es un delincuente, igual que Castaño y los paramilitares de este país, igual que Pinochet”, explicaba Zabaraín, en relación con un tema que, primero, no tenía nexo alguno con el debate que se trataba, y segundo, no era coherente. En otras palabras, eran valvuseos, no argumentos.

¡A fotocopiar!

Por último, no se podía dejar pasar la vergonzosa logística de la Registraduría Nacional, durante la Consulta Interpartidista, desarrollada en las elecciones para Congreso, el pasado 11 de marzo.

En la jornada electoral, varias de las grandes ciudades del país como Bogotá, Medellín, Cali, Manizales y Pereira sufrieron la escasez de tarjetones electorales, a pesar de que, según el registrador Juan Carlos Galindo, se imprimieron 30 millones.

Ante el problema, los ciudadanos que oficiaban como jurados de votación debieron sacar fotocopias de los tarjetones, recortarlos, firmarlos y proseguir con la jornada de manera ‘natural’. Sin duda alguna, una verdadera colombianada.

Y tú, ¿recuerdas otra?

Redacción Actualidad - Colombia.com