Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Combates entre clan del golfo y ELN en el sur de Bolívar genera masivos desplazamientos

La violencia no cesa en Colombia y en el sur de Bolívar se recrudecen los combates entre el ELN y el clan del golfo por el control de rutas de narcotráfico generando un desplazamiento masivo.

El ELN, grupo que quiere negociar la paz, se  disputa el control del sur de Bolívar con el clan del golfo. Foto: Youtube
El ELN, grupo que quiere negociar la paz, se disputa el control del sur de Bolívar con el clan del golfo. Foto: Youtube

La violencia no cesa en Colombia y en el sur de Bolívar se recrudecen los combates entre el ELN y el clan del golfo por el control de rutas de narcotráfico generando un desplazamiento masivo.

Un desplazamiento masivo se presenta en varios municipios del sur del departamento de Bolívar debido a los enfrentamientos registrados en los últimos días entre miembros del clan del golfo y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, ELN.

Los habitantes de los municipios de San Pablo, Santa Rosa del Sur, Arenales del sur, Montecristo y Morales, denuncian que desde hace 7 días se encuentran confinados en sus propias casas porque si salen pueden ser víctimas de las balas de los grupos que se encuentran en disputa por el control territorial de la zona.

Los miembros del clan del golfo, que detuvieron sus ataques en contra de la fuerza pública en el denominada ‘Plan pistola’, ahora se trenzan en una ardua batalla en contra del ELN, quien quiere imponer su fuerza en esta zona del país, que deja a su población involucrada en una guerra en la que jamás pidió estar.

En el municipio de San Pablo, sus habitantes denuncian que miembros de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, también conocidas como el Clan del golfo, han decretado un paro armado en el municipio ordenando a sus habitantes a permanecer confinados en sus casas, mientras protagonizan combates contra miembros de la guerrilla del ELN.

Los combates se han extendido a los municipios mencionados y sus habitantes se han visto afectados porque varios comercios, tractores, viviendas y bodegas han sido incinerados por parte del grupo narcoparamilitar, según se dice, porque varios agricultores que se dedican al cultivo de palma no han realizado el pago de extorsiones impuestas.

En los municipios de Santa Rosa del Sur, Arenales del sur, Montecristo y Morales se denuncia que desde inicios del mes de agosto el ELN y el clan del golfo sostienen enfrentamientos por el control de las rutas de narcotráfico, atemorizando a la población y también generando el desplazamiento de muchas familias que no quieren quedar entre el fuego cruzado y las explosiones generadas por los dos grupos.

Los grupos de derechos humanos están preocupados por la situación que se presenta en los departamentos del norte de Colombia en donde el clan del golfo determina toques de queda y paros armados, que impiden que la población pueda desarrollar sus actividades cotidianas de forma normal y segura.

El Gobierno nacional del presidente Gustavo Petro pretende incluir al clan del golfo en negociaciones de paz, pero este asunto todavía no se aborda de manera formal, mientras que con la guerrilla del ELN ya existen acercamientos, los cuales pretender consolidar diálogos en la ciudad de La Habana, capital de la isla de Cuba.

Artículos Relacionados

+ Artículos