Por: Juliana Palomino • Colombia.com

Corte abre indagación a Jennifer Arias por presunto plagio en su tesis de maestría

El Centro Democrático pasó el caso al alto tribunal.

La presidenta de la Cámara habría plagiado su tesis de magíster. Foto: Twitter @VeladiaKaliche.
La presidenta de la Cámara habría plagiado su tesis de magíster. Foto: Twitter @VeladiaKaliche.

El Centro Democrático pasó el caso al alto tribunal.

A un día de que la Universidad Externado encontrara un presunto plagio en la tesis de Jennifer Arias, presidenta de la Cámara, la Corte Suprema de Justicia decidió abrir una indagación preliminar en su contra por el suceso.

Durante la tarde de este martes 23 de noviembre, el alto tribunal informó que compartió el expediente referente al caso, por lo que procedió a realizar un sorteo determinando en qué despacho quedaba y fue el magistrado Héctor Alarcón el que finalmente obtuvo el caso.

El pasado lunes 22 de noviembre la Universidad Externado de Colombia confirmó que Arias había cometido plagio en su tesis, lo cual podría resultar en una sanción penal para la actual presidenta de la Cámara.

Pese a esta notificación y a las críticas que desde la bancada de oposición del Congreso de la República han rodeado esta situación, se adelantan más procesos en su contra, pues en las últimas horas se conoció que otra de las altas cortes está pendiente del título que Arias obtuvo hace cinco años en la universidad colombiana.

Por su parte, el Consejo de Estado deberá realizar una revisión a solicitud de la institución educativa y determinar si le retira el título o no de magíster en Gobierno y Políticas Públicas que habría obtenido en el año 2016 junto a su compañera que también se encuentra en medio de esta polémica, Leidy Lucía Largo, pues presentó su tesis junto a la actual presidenta de la Cámara.

Por parte de la Corte Suprema se deben revisar las razones por las que la universidad llegó a la conclusión de que la tesis había sido plagiada.

“En todos los cinco casos mencionados se hizo evidente que concurren los elementos necesarios para la existencia de una infracción al derecho de autor, consistente en la reproducción o copia de elementos originales y protegidos de las obras mencionadas”, comentó la universidad.

Pese a que Arias se defendió, el Externado insiste en que “es ostensible la cantidad de textos reproducidos literalmente (plagio servil) o deliberadamente parafraseados en donde basta la simple lectura para deducir la forma en que tales fragmentos llegaron al trabajo de grado analizado”.

Artículos Relacionados

+ Artículos