Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Desplazamiento forzado en Nariño obligó a 6.000 personas a abandonar sus tierras en 2022

Un informe de la organización Médicos sin Fronteras, denuncia que en el llamado ‘triángulo de Telembí, compuesto por tres municipios, 6.000 personas han sido desplazadas por grupos armados irregulares que operan en la región.
 

Los pobladores de viviendas en el campo de Nariño son obligadas a dejar sus tierras por presión de violentos. Foto: Twitter @EEColombia2020
Los pobladores de viviendas en el campo de Nariño son obligadas a dejar sus tierras por presión de violentos. Foto: Twitter @EEColombia2020

Un informe de la organización Médicos sin Fronteras, denuncia que en el llamado ‘triángulo de Telembí, compuesto por tres municipios, 6.000 personas han sido desplazadas por grupos armados irregulares que operan en la región.
 

El desplazamiento forzado en Colombia es un fenómeno que se encuentra lejos de terminar, por el contrario, el país es una de las naciones del mundo que mayor número de personas tienen que abandonar sus territorios por presiones de los grupos armados.

El llamado conflicto armado en Colombia cuenta con un actor menos y ha sumado otros más, porque las extintas Farc ya no hacen parte de él, pero los miembros de esta agrupación guerrillera que no se acogieron al proceso de paz, decidieron formar varios grupos llamados disidentes.

La Organización Médicos Sin Fronteras (MSF) reporta que los primeros 5 meses del año más de 6.000 personas han sido desplazadas de la subregión de Telembí, una zona del departamento de Nariño que integran los municipios de Magüí Payán, Roberto Payán y Barbacoas.

Las personas víctimas del destierro a la que son sometidas por parte de grupo armados irregulares que han establecido el control de la zona ante la tradicional ausencia de autoridad estatal y de la fuerza pública, son en su mayoría afrodescendientes que viven en zonas rurales, y en sus grupos familiares cuentan con un alto número de niños que no sobrepasan los cinco años, además de pequeños de brazos.

Médicos Sin Fronteras reporta que los desplazamientos en esta zona del departamento de Nariño corresponden a 3.400 personas en Bocas de Satinga, ubicado en el municipio de Olaya Herrera, 2.050 en Roberto Payán, 600 en Magüí Payán y 500 en Barbacoas.

Las administraciones locales no pueden atender como se debe a la población desplazada a pesar de los grandes esfuerzos que se hacen, se han establecido campamentos, pero las necesidades allí son grandes, hace falta comida para garantizar la alimentación de las personas, además no hay privacidad y se corre el riesgo de enfermedades gastrointestinales en los niños y también riesgo de violencia sexual.

La situación de desplazamiento es realmente crítica y desde el Gobierno Nacional no se atiende la problemática de la manera ideal, en el año 2020 se reportaron 10.000 personas desplazadas y en el 2021 la cifra llegó a las 23.000.

El gobernador del departamento de Nariño le dijo a El Tiempo que antes del Acuerdo de Paz existían en la zona actores armados identificados y con ideas claras, pero hoy en día, existen cerca de 13 organizaciones armadas que solo atomizan el conflicto.

El gobernador Pantoja reconoce que las acciones militares que realiza el Ejército suelen dar resultados positivos, pero la población desea que la presencia de la fuerza pública sea permanente.

Artículos Relacionados

+ Artículos