Colombia.com Bogotá Martes, 04 / Abr / 2017

Mocoa entierra a sus muertos, pero su tragedia continúa

Para los habitantes de Mocoa, la esperanza se ha trasladado al cementerio. En una catástrofe como esta, quienes han logrado enterrar a sus parientes se sienten afortunados.

Mocoa entierra a sus muertos, pero su tragedia continúa
Foto: EFE

La desesperación reina en el Parque Cementerio Normandía de Mocoa. Allí, decenas de personas esperan que les entreguen a sus familiares muertos en la avalancha, al lado de una pila de pequeños ataúdes de color blanco sobre los que hay un cartel que dice "Niños".

Y cada vez el ambiente en el cementerio es más tenso. Hasta este lugar han sido trasladados los cadáveres que no cabían en la morgue de Mocoa, razón por la que muchas personas se agolpan en el camposanto con la esperanza de poder recibir a sus familiares y darles sepultura.

Decenas de personas esperan a que los llamen para registrar los datos de sus familiares con la suerte de hallar sus cuerpos, pero los procesos burocráticos, hasta para ser enterrados, son interminables en Colombia.

Te puede interesar: Mocoa: Santos declara emergencia económica, social y ecológica

El agotamiento físico se hace evidente y los pobladores solo piden que les entreguen a sus muertos "para poder enterrarlos y olvidarnos ya de esta tragedia"

Del otro lado, bajo un toldo, cuatro funcionarios de Medicina Legal reciben testimonios de quienes tienen desaparecidos. Preguntan a los dolientes la edad, rasgos físicos característicos y a quien llamar en caso de que encuentren el cadáver. Y así, la mesa se atiborra de más y más documentos con centenares de historias desconsoladoras.

Cada testimonio es más desgarrador. José Salomón perdió a su mujer y nieto, quienes estaban en el barrio San Miguel, uno de los más devastados, la noche del pasado viernes. Horas más tarde, "a mi mujer la encontramos con el niño abrazado"

En una catástrofe como esta, quienes han logrado enterrar a sus parientes se sienten afortunados, aunque por las prisas, muchas de las tumbas no tengan siquiera una marca que identifique a quien ahí yace, solo flores que ya empiezan a marchitarse.

Te puede interesar: Mocoa: Listado de víctimas identificadas por Medicina Legal

En algunas los dolientes dejaron globos de colores para marcar que en ese lugar está enterrado un niño como muchos de los que aún no han sido identificados y para quienes ya hay una pila de ataúdes blancos esperándolos.

La imagen no puede ser más dantesca. Con los cadáveres expuestos al sol, los dolientes esperan que les entreguen a sus seres queridos. Sin embargo, aunque algunos cadáveres han sido reconocidos, no se pueden entregar hasta que Medicina Legal y el CTI completen los trámites de rigor.

Te puede interesar: Mocoa: ¿Cómo ayudar a los damnificados?

"Lo que pasa es que necesitamos más gente, más funcionarios del CTI, de la Fiscalía, que vengan a colaborar acá (...) hay muchos cuerpos que están en el sol y eso los acaba de descomponer, y así ¿cómo los vamos a reconocer?", dice José Buesaquillo, quien busca a su hermana Gladys del Socorro Buesaquillo, y a su cuñado Laureano Bolívar Cojoa, de quienes cree que "fueron arrastrados por la avalancha, y hasta el día de hoy no hemos sabido nada y estamos esperando noticias".

El director del Instituto de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, dijo el lunes que esa entidad "tiene la necesidad de identificar plenamente los cuerpos" de los fallecidos, ya que "están muy maltratados, con muchos traumas (...) y el reconocimiento físico no es confiable", afirmó.

EFE