Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Temido extorsionista en el departamento de Bolívar llora cuando la Policía lo captura

´Harold´, temido extorsionista del departamento de Bolívar no pudo contener las lágrimas cuando la Policía Nacional lo capturó porque cobraba hasta por permitir bailar y tomar cerveza.

Un delincuente en Bolívar no pudo contener las lágrimas cuando la Policía llegó para capturarlo. Foto: Twitter @NoticiasCaracol
Un delincuente en Bolívar no pudo contener las lágrimas cuando la Policía llegó para capturarlo. Foto: Twitter @NoticiasCaracol

´Harold´, temido extorsionista del departamento de Bolívar no pudo contener las lágrimas cuando la Policía Nacional lo capturó porque cobraba hasta por permitir bailar y tomar cerveza.

Hay algunos que no creen eso de que los hombres no lloran, pues un delincuente del departamento de Bolívar tampoco, y aunque intimidaba a sus víctimas con amenazas de muerte y palabras de grueso calibre, no pudo contener las lágrimas cuando efectivos policiales lo capturaron.

Las autoridades tienen que ver con frecuencia cómo muchos de los delincuentes que deben combatir y apresar oponen feroz resistencia y no se dan por capturados hasta que son totalmente reducidos, pero eso no es algo que siempre suceda porque en el departamento de Bolívar un peligroso extorsionista estalló en llanto cuando vio que su aprensión era inminente.

Un hombre al que se le reconocía con el alias de ´Harold´, lideraba una banda que tenía atemorizada a una comunidad de tenderos y comerciantes a los que amenazaba de muerte si no cedían a sus pretensiones económicas, el delincuente operaba en una red junto con otras 8 personas, que se dedicaban a extorsionar a arroceros y ganaderos del departamento de Bolívar.

Desde hace 5 años la banda se dedicaba a sembrar el terror y la zozobra en los habitantes de varios municipios del departamento de Bolívar, y los tenderos y expendedores de cerveza y licor también debían pagar una cuota a la banda de delincuentes por vender sus productos y permitir bailar a sus clientes en sus establecimientos.

Después de un año de investigación y seguimiento las Policía logró grabar a la banda extorsionando no solo a dueños de establecimientos de venta de licor, sino también a sus clientes, a quienes les cobraban por permitirles ingerir cerveza y a los ciudadanos que salían a divertirse en las noches.

“Arroceros y ganaderos eran obligados a pagar 10 mil pesos por bulto de arroz y cabeza de ganado. Incluso se pudo conocer que algunos ganaderos fueron objeto de robo de sus animales por negarse a pagar las extorsiones”, explicó el coronel William Melo Aldana, jefe de operaciones del Gaula de la Policía.

Cansados de las extorsiones, diferentes afectados decidieron denunciar la situación ante las autoridades, lo que permitió capturar a los miembros de la banda, que, según las autoridades, tenía vínculos con el Clan del Golfo.

En el momento de la captura de Harold, este se puso a llorar, lo mismo sucedió con una de sus cómplices, “la ñeca”, quien rogó para no ser llevada a la cárcel, pero de nada valieron las lágrimas y las súplicas porque tendrán que responder ante la justicia por sus delitos.

Artículos Relacionados

+ Artículos