Por: Juliana Palomino • Colombia.com

"Tengo suerte", colombiana que morirá en una semana con eutanasia

La mujer celebró que el próximo domingo 10 de octubre le será aplicada la eutanasia.

Captura de pantalla. Foto: Noticias Caracol
Captura de pantalla. Foto: Noticias Caracol

La mujer celebró que el próximo domingo 10 de octubre le será aplicada la eutanasia.

Martha Sepúlveda de 51 años es quien se encuentra feliz porque el próximo domingo 10 de octubre se convertirá en la primera persona con un diagnóstico no terminal que se someterá al procedimiento de la eutanasia en el país.

Desde hace un tiempo, Sepúlveda, parece de esclerosis lateral amiotrófica, ELA, enfermedad que durante tres años le ha impedido que sus piernas se muevan con normalidad y le ha impedido caminar.

Durante julio de este año, la Corte Constitucional amplió el derecho de la muerte digna a personas que no se encuentran con enfermedades terminales, pero que, sin embargo, quieren culminar con su ciclo. Esta noticia fue celebrada por la mujer de Medellín quien a unos pocos días de la aprobación le solicitó a su EPS acceder al proceso, por lo que su caso fue solucionado muy pronto y autorizado, otorgándole así una fecha para su cita.

A las 7:30 de la mañana, del próximo domingo 10 de octubre fue programada la cita para aplicación de la eutanasia a la señora Matha Sepúlvenda, quien confesó durante una entrevista a Noticias Caracol que se encontraba feliz y que desde que programo el procedimiento siente que su vida ha mejorado.

“Soy de buenas, tengo buena suerte. Estoy más tranquila desde que me autorizaron el procedimiento, me río más, duermo más tranquila”, afirmó la mujer en el programa.

Sepúlveda también confesó ser creyente y católica, por lo que su historia resultó más controversial, pues está convencida de que no tiene que arrepentirse por tomar esta decisión ya que, según ella, Dios no la quiere ver sufriendo.

“Soy católica, muy creyente de Dios. Pero Dios no me quiere ver sufrir a mí. Ningún padre quiere ver sufrir a sus hijos. Estoy sufriendo. Creo en un Dios que no quiere verme así. De hecho, para mí, esto lo está permitiendo Dios”, comentó.

+ Artículos