El Duende

Camina con los pies volteados, es pequeño y emite aterradores chillidos que asustan a los campesinos. Se tiene la creencia de que cambia las cosas de su lugar.

El duende antes fue un ángel que habitaba en el cielo, pero que tuvo que ser expulsado por la envidia que sentía hacia Dios. Su castigo fue bajar a la tierra a la tierra a caminar por el campo, en donde se dedica a asustar a quienes ve por ahí.

A las jovencitas lindas, que tienen novio, las fastidia cuando él viene a verlas, hasta que los hace poner tan de mal genio que terminan yéndose para no volver jamás. Si en cambio están solas, el duende les habla al oído dándoles consejos que las perturban y las llenan de una profunda ira que termina haciéndolas desistir del matrimonio.

Durante el sueño, las hermosas jovencitas no pueden dormir por culpa de estos duendes que por medio de pesadillas hacen que ellas se vuelvan sonámbulas. En ese estado es como se les ha visto a muchas deambulando fuera de su casa, sin que ni siquiera ellas se den cuenta de su estado, hasta que sus familias luego de emprender una larga búsqueda terminan encontrándolas caminando por ahí.