Colombia.com Bogotá Miércoles, 19 / Jun / 2019

El Tour esta vez sí es nuestro

El deporte y su pasión hacen crecer los ánimos de los aficionados y cuando se trata de participaciones internacionales, crecen las emociones patrióticas a tal punto que cada intervención es casi una guerra entre países.

Tour de Francia: Nairo Quintana podría ganar la edición 2019
Nairo Quintana podría convertirse en el primer colombiano en ganar el Tour de Francia. Foto: Prensa Movistar Team

El ciclismo, ese deporte de caballitos de acero según los narradores de marras en Colombia, fue desplazado hace décadas por el fútbol como la fruta apetecida del gusto popular, pero la actividad balompédica no es la única capaz de encender las brasas de los afectos y de los odios, porque quienes admiramos a esos caballeros de caramañola y sin coraza que sobre dos ruedas libran batallas a veces de ribetes épicos, podemos también dar rienda suelta a sentimientos mezquinos y equivocados que poco gallardos y deportivos resultan.

Las desgracias ajenas jamás podrán convertirse en una oportunidad única, el caso de las graves lesiones que sufrió Chris Froome, el múltiple ganador del Tour de Francia, considerado como el mejor ciclista de la actualidad y que no tomará la largada en la principal prueba del ciclismo mundial, no puede ser tomado como la oportunidad perfecta para que esta vez sí nuestro gran Nairo Quintana pasee feliz por los campos elíseos con el maillot amarillo.

Foto: EFE

El Tour de Francia debe ganársele a los más importantes y fuertes ciclistas en las mismas carreteras, debe ser una verdadera batalla deportiva porque ganar un Tour de Francia sin Chris Froome es como ganar un Campeonato Mundial de Fútbol sin Brasil, Francia, Alemania y Argentina.

Claro está que el hecho de que el ciclista británico y nacido en Kenia no participe no garantiza en absoluto que nuestro crédito nacional gane la prueba porque él no corre solo, compite junto con los corredores más importantes del planeta y dejémonos de vainas, como decía el viejo programa, Chris Froome se encuentra un peldaño más arriba que todo el pelotón internacional y eso hace que las fuerzas se encuentren más parejas y la lucha sea a pedal partido.

Me atemoriza pensar que al pobre Nairo se le venga el mundo encima (Bueno, Colombia porque el resto del mundo estará tranquilo) y quieran llevarlo al patíbulo por no aprovechar el papayazo que significa que Froome no ruede en Francia.

Los colombianos podemos pasamos de ser los más fieles aficionados a los verdugos más implacables. Nairo siempre será grande, lógicamente nos gustaría que él ganara el Tour pero es que eso de competir contra los más grandes no es como tomar la bicicleta que usamos en la ciclovía dominical y agarrar camino con un vaso de salpicón.

Aunque no tenga el mismo sabor sin Froome, ojalá Nairo o un ciclista colombiano gane esta edición del Tour por primera vez para Colombia y si no es así, no importa porque el ciclismo siempre le tendrá guardada una gran alegría al pueblo colombiano. Todos a apoyar a nuestros escarabajos y a aguardar la pronta recuperación de Froome para que con su calidad siga engalanando el ciclismo mundial.

Juan Carlos García Sierra - Colombia.com