Colombia.com Bogotá Martes, 23 / Ene / 2018

Rafael Nadal se despide del Abierto de Australia por lesión

Rafael Nadal, actual número 1 del ranking tuvo que despedirse del Abierto de Australia por lesión. 

Rafael Nadal se despide del Abierto de Australia por lesión
Rafael Nadal. Foto: AFP

El español Rafael Nadal, número 1 mundial, abandonó debido a una lesión en la pierna derecha en el quinto set de su partido de cuartos del Abierto de Australia ante el croata Marin Cilic, cuando el marcador era de 3-6, 6-3, 6-7 (5/7), 6-2 y 2-0, este martes en Melbourne.

No dejes de leer: Djokovic cayó ante un coreano que padece de problemas de la vista

Nadal solicitó un tiempo muerto médico en medio del cuarto set para recibir un masaje en la parta alta de la pierna derecha. A continuación no podía correr con normalidad y cojeaba entre los intercambios.

Cilic jugará por un puesto en la final con el británico Kyle Edmund (49º), que antes sorprendió al búlgaro Grigor Dimitrov (N.3) en cuatro sets, 6-4, 3-6, 6-3 y 6-4.

En un partido de alto vuelo, incluso sin lesión, Nadal podía haber perdido porque Cilic le provocó problemas desde el principio.

"Estábamos haciendo un gran partido los dos. Es una verdadera pena para Rafa, que es un gran luchador, terminar así", dijo Cilic, que disputará su segunda semifinal en Australia tras 2010.

Nadal, de 31 años, había llegado a Australia sin rodaje debido a una lesión en la rodilla derecha, que le obligó a retirarse del Masters de Londres en noviembre. En la pasada edición del primer grande del año fue finalista contra Roger Federer.

Tras su abandono, solo quedan tres cabezas de serie en el torneo; Cilic (N.6), ya en semifinales, y Federer (N.2) y Tomas Berdych (N.19), que el miércoles jugarán en cuartos.

Este martes, después de tres horas y 47 minutos, Nadal dijo basta y se retiró, una rareza en un jugador que detesta dejar un partido antes del final. Es únicamente la segunda vez que abandona en Grand Slam. La primera fue también en cuartos de Australia, en 2010 ante Andy Murray.

"Tenía la pierna completamente bloqueada, me dolía mucho cuando me movía. Esperé para ver si los antiinflamatorios me hacían efecto pero finalmente no podía moverme, y sin moverme no podía ganar", señaló Nadal, vencedor del primer grande del año en 2009.

Muy afectado tras el partido, el español confesó su "tristeza": "Es un torneo que adoro y me sentía capaz de luchar por el título, esto me ha pasado varias veces aquí".

AFP

No dejes de ver: