Por: Redacción Entretenimiento • Colombia.com

El presentador Hernán Orjuela recordó el "pesado" ambiente que vivió en 'Sábados Felices'

Hernán Orjuela aseguró que aunque es un programa de humor, la realidad detrás de cámaras es completamente diferente. 

Fue conductor del programa durante siete años y conoció situaciones bastante delicadas. Foto: Instagram
Fue conductor del programa durante siete años y conoció situaciones bastante delicadas. Foto: Instagram

Hernán Orjuela aseguró que aunque es un programa de humor, la realidad detrás de cámaras es completamente diferente. 

Con su paso por el famoso programa 'Sábados Felices' del Canal Caracol, Hernán Orjuela, se convirtió en uno de los presentadores más recordados de la televisión colombiana. Fueron siete años en los que estuvo interactuando con sus participantes e invitados para llenar de alegría las noches de millones de hogares en el país.

Sin embargo, ser el conductor de un espacio de humor no significaba precisamente que detrás de cámaras existiera un ambiente realmente agradable, sino que sorpresivamente sucedía todo lo contrario, así lo recordó él mismo recientemente, en entrevista con el medio ‘Las2Orillas’.

"Viví cosas muy buenas, la mayoría, pero como todo en la vida, hay cositas que uno dice: 'qué lástima que hayan pasado' o 'no debieron haber pasado nunca'”, comentó.

Frente a la polémica que se ha visto en los últimos años con humoristas que hicieron parte del programa pero, lastimosamente, han salido con varias inconformidades, el presentador confesó que los comprende perfectamente porque fue testigo de varias "injusticias".

“No puedo olvidar que cuando yo llegué, de las primeras reuniones que hubo fue como una advertencia. Yo me sentí no aludido, pero sí sorprendido porque en esa reunión estaba el director Alí Humar y parte de los ejecutivos que dijeron: ‘bueno, vamos a aclararles en este momento a ustedes que hay un par de situaciones complicadísimas en el programa”, expresó Orjuela.

Luego reveló que era tan grave el asunto, que se trataba de acoso a algunas de las concursantes de cuentachistes, además de actos corruptos contra los invitados al programa. "A las delegaciones y alcaldes que asistían les estaban cobrando plata para que pudieran asistir y tener su momento de fama”, dijo.

El ambiente en realidad era bastante "pesado", incluso entre los mismos participantes: “Uno pensaría que la gente que hace humor y que hace reír tiene ese espíritu jovial y feliz, pero resulta que muchas veces no. Están llenos de envidias, de egoísmos y de amargura, que empiezan a demostrar con sus compañeros y es algo con lo cual yo nunca estuve de acuerdo”, aseguró,

Según sus declaraciones, los nuevos talentos que buscaban hacer parte del programa chocaban con personas que "les daban garrote" para no dejarlos salir adelante, con lo que tampoco se sintió cómodo.

“Yo creo que eso pasa en cualquier parte, pero no es fácil digerirlo cuando tú en un programa lo único que quieres es hacer sonreír a las personas, darles lo mejor de tu corazón, y detrás pasan circunstancias de esas”, relató.

Finalmente habló de la decisión que tomó de retirarse del programa en el año 2011 por una nueva oportunidad que aportaría significativamente a su crecimiento profesional, sin embargo vio la posibilidad de poder cumplir con sus compromisos en ambos espacios, pero los directivos del programa fueron muy claros cuando le expresaron ‘o te quedas o te vas’, acto que califica como una "injusticia" porque, según él, conoce otros casos de personas a las que sí les han permitido hacerlo.

“Después de un tiempo miraba y decía, (no con ánimos de envidia, ni más faltaba, solo con tristeza) ‘¿Por qué a esta persona que está ahí trabaja también en otro lado y no le dicen nada y a mí no me dejaron?’”, concluyó Hernán.