Por: Stephanie Angulo Espejo • Colombia.com

Kim Kardashian rompe el silencio tras ser acusada de dañar el vestido de Marilyn Monroe

Después de los rumores del daño al vestido de Marilyn Monroe, Kim Kardashian asegura que todo es falso.

Kim Kardashian se defiende de las afirmaciones. Foto: Instagram @kimkardashian
Kim Kardashian se defiende de las afirmaciones. Foto: Instagram @kimkardashian

Después de los rumores del daño al vestido de Marilyn Monroe, Kim Kardashian asegura que todo es falso.

A pesar de que hace ya un mes que se llevó a cabo la famosa gala del MET, aún sigue dando de qué hablar, o más específicamente el polémico caso de Kim Kardashian utilizando el famoso e icónico vestido de Marilyn Monroe.

Durante la pasada gala del MET, Kim Kardashian quien siempre ha impuesto moda, llegó utilizando el icónico vestido color nude de lentejuelas de Marilyn Monroe, mismo vestido que la actriz de Hollywood utilizara en el año 1962 para cantar el feliz cumpleaños al presidente John F. Kennedy.

Dicho vestido formaba parte de la colección del museo Ripley y está valuado en muchísimo dinero, todo parece indicar que Kim siendo la influencer que es, tuvo el suficiente poder para hacer que dicho museo decidiera prestarle la prenda, aunque eso sí bajo las más estrictas medidas de seguridad para que ésta no sufriera ningún daño debido al valor histórico que tenía.

Desde el principio el museo fue duramente criticado por prestar la prenda y más ahora que surgieron algunas imágenes donde supuestamente Kim o al menos alguna persona en algún momento había dañado la prenda, desprendiendo algunos de los diamantes que posee, así como deshilando parte de la tela precisamente donde se encuentra en cierre.

Durante este tiempo Kim había decidido permanecer en silencio y tan solo el museo había defendido a la sociality asegurando que esto no era cierto y que Kim si había cuidado de la prenda, es más, Kim lo único que llegó a decir es que necesitó bajar 16 libras y hacer una dieta super estricta con la única intención de no perjudicar la prenda y poder entrar en ella.

La polémica ha sido tan grande que Kim ha necesitado salir a dar su versión de los hechos y al respecto dijo que nada de lo que se ha dicho es cierto, ella dijo, “No, no se daño el vestido y quiero decir que tanto Ripley como yo trabajamos muy bien juntos, hubo manipuladores y guantes que se pusieron”.

Aparte de esto el mismo museo emitió un comunicado en el que dijo que de hecho Kim había utilizado la prenda original por muy poco tiempo, esto nada más a su llegada del MET y en cuanto subió las escalinatas se cambió por una imitación. 

Kim también ha enfrentado una reacción violenta por continuar promoviendo la pérdida de peso que algunas personas han llegado a denominar, “poco saludable” y es que ella nuevamente volvió a presumir haber perdido aún más peso, después de la controversia en la MET gala.

Tal parece que Kim se sintió tan bien durante este tiempo que decidió continuar con esa dieta, el resultado es que ella ha seguido bajando de peso y según compartió hace tan solo unas horas, en lo que va del mes ya ha bajado 22 libras, algo así como 10 kilos; como era de esperarse los comentarios no han sido bien tomados por la comunidad que aseguran que el promover la pérdida de peso de una manera tan brusca como lo está haciendo Kim no solamente es irresponsable si no puede llegar a afectar a su público más joven.

Artículos Relacionados

+ Artículos