Por: Juliana Hernández • Colombia.com

Patricia Silva de 'Sábados felices' estuvo cerca del suicidio por culpa de la depresión

'La monita' de Sábados Felices tiene una cruda historia por contar detrás de su rol como humorista.

La depresión sigue siendo subestimada por miles de personas. Foto: Youtube Sábados Felices.
La depresión sigue siendo subestimada por miles de personas. Foto: Youtube Sábados Felices.

'La monita' de Sábados Felices tiene una cruda historia por contar detrás de su rol como humorista.

No todo ha sido color de rosa para Patricia Silva, mejor conocida como 'La monita' de Sábados Felices, una artista que inició su carrera en los medios de comunicación a muy tempranda edad cuando Alfonso Lizarazo la descubrió.

El músico quedó encantado con el talento de la comediante, quien desde siempre demostró tener interés por dedicar su vida a algo relacionado con las artes escénicas y la actuación, aunque resultó dedicando su carrera al humor.

"Yo soy humorista porque el público me puso ahí", menciona Patricia en la actualidad, pues aunque su plan era ser toda una estrella de las telenovelas colombianas, finalmente terminó siendo una de las figuras del humor con más reconocimiento en el país.

En medio de la suerte con la que contó por haber ingresado a los medios desde pequeña, tuvo que enfrentarse a la inesperada llegada de su hijo, quien fue concebido la primera vez que experimentó una relación íntima.

Aunque el tiempo que compartía con su heredero era muy reducido por temas laborales, siempre le ofreció una calidad de vida óptima y ahora es todo un hombre hecho y derecho con una exitosa carrera profesional en Estados unidos.

Todo en su vida empezó a cambiar cuando estando en el punto más alto de su carrera, fue diagnosticada con depresión. Afirmó que en ese entonces tenía "los bolsillos llenos y el alma vacía", según Las 2 Orillas.

La enfermedad llegó a afectarla tanto que estuvo cerca de quitarse la vida lanzándose del onceavo piso del edificio donde residía, una extrema medida que por fortuna fue evitada gracias a sus seres queridos y compañeros de Sábados Felices.

Como si fuera poco y en medio de la presión que sentía por lucir atractiva ante las cámaras, decidió entrar al quirófano para hacer un realce de su pecho, pero finalmente terminaron poniéndole unos implantes que se le reventaron tiempo después tras sufrir una fuerte caída.

La época de crisis por el momento, hace parte del pasado, continúa trabajando todos los fines de semana con sus personajes y monólogos en el programa de humor más famoso de la televisión colombiana y además, es bastante activa en redes sociales, especialmente en Instagram.

 

Artículos Relacionados

+ Artículos