Colombia.com Bogotá Miércoles, 09 / Dic / 2015

Santa Fe ganó la Copa Sudamericana y hace historia

A lo Santa Fe, sufriendo, se ganó el título de la Copa Sudamericana 2015, su primer trofeo internacional y de esta manera dejó el nombre de Colombia en lo más alto. ¡Jolgorio cardenal! 

Santa Fe ganó la Copa Sudamericana y hace historia

Un triunfo que la hinchada cardenal se merece luego de tantos trabajos, sufrimientos y derrotas, el primer título internacional para Santa Fe en el continente. Se vio la labor de tantos años, haciendo buenas canteras y gestiones administrativas. Han sido unos años que al final tuvieron su recompensa.

Reviva acá el minuto a minuto del partido.

Y es que no fue cualquier copa, fue la Copa Sudamericana, el segundo torneo más importante de Sudamérica donde se enfrentan equipos de relevancia de cada país. Este es un triunfo no solo para Santa Fe, para Bogotá, sino para todo Colombia.  

Partido entre dos equipos totalmente defensivos, Huracán se replegaba muy bien cuando Santa Fe atacaba y no daba ningún espacio. Los dos delanteros estuvieron bien marcados por los zagueros visitantes. Y pese al marcaje era Wilson Morelo el que trataba de salir en la individual.

Pero nada le cuajó en el primer tiempo a Wilson Morelo, solamente le salió una, solo contra el mundo al minuto 34, pase a Luis Manuel Seijas y centro al corazón del área que Daniel Angulo no pudo rematar. Y precisamente el volante venezolano fue el que más incisivo estuvo en los primeros 45.

Y si la defensa de Huracán no daba espacios, el manejo táctico de Santa Fe en su área era rígido y estricto, poco manejo de pelota, quite limpio y salían con balón dominado cuando no rechazaban. Buen trabajo de Francisco Meza y Yerry Mina, quienes no dejaron en paz en ningún momento al delantero ‘Wanchope’ Ábila.

Al minuto 41 el que menos incicisivo es en la delantera de Santa Fe, Daniel Angulo, mandó un gran cabezazo a las manos del arquero de Huracán luego de un tiro de esquina ejecutado por Luis Manuel Seijas. Para el segundo tiempo fue el atacante ecuatoriano el que salió y entró el ariete Miguel Ángel Borja.

Y apenas empezando el segundo tiempo Luis Manuel Seijas avisó que con un certero zurdazo al palo izquierdo del arquero de Huracán de Argentina, que en las pocas opciones que participó estuvo atento.

El otro jugador clave de Santa Fe fue el volante de marca Yeison Gordillo, quien impone autoridad en la mitad de la cancha, era efectivo en el primer pase, apenas la recuperación y se acomodaba muy bien en medio de Meza y Mina al momento de defender. Anchico siempre buscando la espalda del lateral rival y también invitaba al buen fútbol y a la ofensiva por su lado.

Huracán también se paraba bien en la mitad de cancha, con sus grandes volantes de marca. Era un partido donde no se cedían espacios y ninguno mantenía el volumen de juego al momento de atacar. Pero eso sí, fue Santa Fe el que más propuso juego.

Para el segundo tiempo Santa Fe mantenía sus intensiones en la ofensiva, trataba de ser veloz y jugar a un toque con el fin de marear a la defensa rival, pero el cierre de Huracán y la marca eran efectivos. Los circuitos se cortaban porque los dos clubes eran limpios en la parte de atrás.

Santa Fe mantenía la posesión de la pelota, la movía por toda la cancha y buscaba las bandas y el interior por intermedio de Seijas y Baldomero Perlaza, pero el club de Bogotá era lento y predecible ante la indomable marca de Huracán. Anchico se asociaba con Juan Daniel Roa y por ahí se generaban algunas escaramuzas.

En el minuto 70 las cosas estaban trabadas, Huracán hacía tiempo y manejaba los ritmos del juego, le quito la pelota a Santa Fe pero solamente querían defenderse. Cuando intentaban atacar los argentinos la defensa santafereña parecía tambalear, pero Mina era claro siempre en el mano a mano con Ramón Ábila.

En el minuto 72 Gerardo Pelusso arriesgó y quitó marca en Santa Fe, sacó a Yeison Gordillo e ingresó a la máxima estrella Omar Pérez buscando magia en el ataque dejándolo como 10 neto, con Seijas y Roa por las bandas y Baldomero Perlaza haciendo la función de marca.

Y pese a que Luis Manuel Seijas intentó hacer ese papel, el estilo de Santa Fe lo da Omar Pérez. Y mientras tanto Huracán en lo suyo, quemó 5 minutos de juego atendiendo al supuestamente lesionado arquero argentino, que siguió en cancha.

Con Omar Pérez en la cancha el esquema cambió, se notó porque el balón ya lo empezaron a dominar de nuevo, se trataba de hacer más fútbol y esos pases hacían correr a los delanteros, pero la defensa rival siempre estuvo concentrada.

Partido tosco al final, no había claridad en ningún equipo. Huracán parecía tranquilo e intentaba acercarse al arco, pero era imposible con Mina y Meza. Y Santa Fe por más que intentaba no lograba encontrar el camino del gol, hubo algunas pelotas quietas pero nada.

Tras 5 minutos de reposición el partido se fue al alargue, media hora más de juego, y Santa Fe seguía intentándolo por todos los lados y maneras posibles, pero Huracán no cedía espacios, muy firme en la marca, poco ataque generaban los rivales y ya esperaban los penaltis.

Mucha falta, mucho corte de juego, partido truncado sin opciones de gol, demasiadas faltas y el cansancio empezó a pasar factura. Al fútbol que aplicó Santa Fe le faltó más picante y más volumen de juego, Huracán a su ritmo se acercaba al objetivo, los penaltis.

Antes de que acabara el alargue fue expulsado Ramón Ábila tras agredir a Yerry Mina, el árbitro Heber Lopes lo sentenció luego del juego sucio. Una baja sensible de Huracán para los penaltis. Los jugadores de Santa Fe empujaban y seguían pero era imposible.

Acá encuentra nuestro gran especial de la Copa Sudamericana.

Llegaron los penaltis. ‘Rufay’ tapó el primer cobro y empezó la fiesta; Omar Pérez tiró pero casi no entra. La otra ejecución de Huracán pegó en el palo y ahí sí el jolgorio era mejor. Luis Manuel Seijas cobró con qué hermosa calidad. Tercer balón de Huracán y gol, hasta ahora el primero. Leyvin Balanta marcó un gran penalti con buena potencia y el otro les pegó en el poste a los argentinos. ¡Santa Fe campeón!

William Perilla / Colombia.com