Actualización: Jue, 26 / Sep / 2019 8:36 am
Colombia.com Bogotá Jue, 26 / Sep / 2019 7:56 am

[OPINIÓN] El rídículo del fútbol colombiano con la violencia en los estadios

Ya van varios desórdenes en los estadios del país y las sanciones son irrisorias.

Liga Águila: Opinión Sanción DIM incidentes Atanasio Girardot
Macalister Silva tuvo que recoger un cuchillo del campo de juego. Foto: Twitter

Las ideas y opiniones expresadas en esta publicación son las del autor y no necesariamente reflejan la opinión ni posición de Colombia.com

Todo el caso del lanzamiento del cuchillo por parte de un aficionado de Independiente Medellín en el partido frente a Millonarios se asemeja a un circo.

Ya han sido varios los actos que demuestran que algunas hinchadas en Colombia parecen no despegarse del innecesario papel de 'hooligan' barato que se ha vendido como un supuesto amante del fútbol. Un amante del fútbol no se enfrentaría a machete a las afueras de un estadio. Un verdadero amante del fútbol no llegaría al estadio con una caja asimilando una nevera para insultar directamente a un jugador (que un par de partidos después les calló la boca al darles medio pase a la final de la Copa Águila). Un verdadero amante del fútbol no lanza un cuchillo al campo de juego, intentado agredir a un jugador rival.

Suena ridículo, suena dantesco, pero esta es la realidad de algunas hinchadas del país. Lo más irreal de todo es que estos hechos sucedieron en menos de un mes y todos tiene participación de los falsos hinchas del fútbol de Independiente Medellín. Sencillamente, una payasada.

Y los chistes de mal gusto continúan, con las 'sanciones' que imponen los entes que tienen que garantizar el correcto cumplimiento del reglamento. Su último 'chistecito' es la risible sanción que le fue impuesta a Independiente Medellín. Dimayor, que cada vez pierde más credibilidad, dio a conocer el castigo: 

“El Equipo del Pueblo S.A. sancionado con seis millones quinientos cuarenta y cinco mil ocho pesos ($6.545.008,oo) de multa y dos (2) fechas de suspensión parcial de la plaza, tribuna norte parte baja, en la que oficie como local por conducta impropia de los espectadores" .

Dos fechas, oígase bien, DOS FECHAS, por, como lo calificó el mismísimo alcalde de Medellín , una "tentativa de homicidio". Y lo más irreal del tema es que no es al estadio entero, solo a una parte de la tribuna Además, pese a que fue individualizado, pese a las pruebas y pese a los antecedentes, hoy este vándalo camina por las calles libre de culpa, al no existir una orden de captura en su contra. ¡Ridículo!.

Para terminar el circo, Independiente Medellín piensa apelar el fallo de Dimayor...¡Qué agradezcan que no les cierran el estadio, como se hace en un fútbol libre de payasos!

¿Qué tiene que pasar para tomar medidas serias con estos mal llamados hinchas? ¿Dimayor y las autoridades esperarán un daño irreversible para darse cuenta de lo grave de la situación? Ojalá que no, ojalá que el circo en que se ha convertido el fútbol colombiano cambie antes de que algo irreparable pueda pasar en algún estadio del país.

También puedes leer: [OPINIÓN]: Machetes, panfletos y ahora un puñal: ¿Qué le pasa la hinchada del Medellín?

Carlos Espitia - Colombia.com