Colombia.com Bogotá Domingo, 25 / Jun / 2017

Más 'leonas' y menos 'leones'

Las leonas consiguieron hacer historia con garra, fuerza y mucho amor.

Más 'leonas' y menos 'leones'
Foto:Óscar Javier Piratova

Para muchos, lo que hicieron ‘las leonas’ del Independiente Santa Fe no es relevante, algunos pensarán que carece de validez y que como no es el fútbol masculino probablemente no contará… o como leí hace poco en un comentario de un hincha de cierto equipo 'paisa':

“Aprovecharon un torneo mediocre para seguir con su estúpida frase”.

La verdad es que este tipo de comentarios no solo reflejan la triste realidad de una sociedad que en algunos aspectos sigue siendo machista y hasta estúpido, sino que tampoco valora los logros deportivos de un equipo que se ‘guerreó’ un título que para las mujeres era impensable en Colombia.

En 1948 Santa Fe se coronó campeón de la Liga Colombiana, tuvieron que pasar 69 años… así es, 69 años, para que las mujeres tuvieran su propia liga de fútbol, y que no se realizó de la noche a la mañana y que costó mucho esfuerzo; 69 años para que el club ‘cardenal’ fuera también el primer campeón en el fútbol femenino.

Quiero aprovechar este espacio para darles un reconocimiento a esas muchachas que lograron ser parte de los clubes que le apostaron a esta primera Liga Femenina Colombiana: Real Cartagena, Bucaramanga, Alianza Petrolera, Real Santander, Unión Magdalena, Envigado, Santa Fe, Fortaleza, Equidad, Patriotas, Huila, Cúcuta, Pasto, Orsomarso, Cortuluá, Quindío, Pereira y América, todas ustedes hicieron que esto fuera un éxito.

La final entre el Santa Fe y Huila no solo es el reconocimiento a todas esas guerreras que soñaron con su propia liga, lo que hizo la hinchada ‘cardenal’ esta noche es admirable, más de 33 mil personas que hicieron sentir especiales a todas esas jugadoras que nunca se imaginaron jugar bajo un marco tan espectacular… ténganlo por seguro, no solo hicieron que fuera un lindo partido, probablemente cambiaron la vida de esas muchachas.

Creo que la imagen más bonita que dejó este encuentro es el momento en el que esas 22 jugadoras (incluyendo las del Huila) vieron con asombro, con inocencia, con algo de incredibilidad y con nostalgia como hombres, mujeres, niños, niñas, ancianos, altos, bajos, gordos, flacos etc., coparon las gradas del Nemesio Camacho y pagaron por verlas jugar.... pagaron por estar con ellas.

Qué lindo es el fútbol y más cuando es incluyente… ¡carajo!, este partido era lo que se necesitaba para mostrarle a muchos ‘leones’ de esta sociedad que se creen valientes por golpear, humillar, insultar y hasta denigrar a las mujeres, que el deporte de “machos” se rindió a los pies de 11 jugadoras vestidas de rojo.

No exagero al decir que la noche 24 de junio del 2017 quedará enmarcada en los anaqueles de la historia del fútbol colombiano, no porque Santa Fe quedó campeón o porque la hinchada rompió un récord mundial en asistencia en los partidos de fútbol femenino… no, es histórico por que es la primera vez en Colombia que tras el pitazo final un estadio entero se rebozó en alegría y gritó “campeonas”…  no “campeones”.

Espero con ansias el siguiente torneo femenino, como va a mejorar con el tiempo, como grandes equipos históricos que no participaron en el primer torneo tendrán su plantilla femenina, como grandes jugadoras nos deslumbrarán con talento puro, pero si soy sincero lo que más me emociona es ver como poco a poco el fútbol vuelve a ser un deporte para disfrutar en familia.  

Esta sociedad necesita eso…  necesita más leonas y menos leones.

Pablo Figueroa Páez – Colombia.com