Por: Karen Benavides • Colombia.com

¿Un gato que se cree perro? El caso se volvió viral, pero un detalle ha generado dudas

Un hombre sorprendió en redes sociales, asegurando que su gato fue criado con perros y ahora se cree uno de ellos; sin embargo, un detalle en un video ha puesto en duda la veracidad de la historia.

Gato se volvió viral por creerse perro, pero un detalle dejó en evidencia a su dueño. Foto: Shutterstock
Gato se volvió viral por creerse perro, pero un detalle dejó en evidencia a su dueño. Foto: Shutterstock

Un hombre sorprendió en redes sociales, asegurando que su gato fue criado con perros y ahora se cree uno de ellos; sin embargo, un detalle en un video ha puesto en duda la veracidad de la historia.

Mucho se ha hablado sobre la posibilidad de que los animales modifiquen sus comportamientos según la personalidad de sus dueños o los hábitos diarios a los que sean expuestos, lo cual han logrado comprobar en diferentes ocasiones algunos expertos; pero, ¿qué dirías si te dijéramos que la convivencia con otros animales también podría provocar este efecto?

Para muchos parece ser algo sorprendente pero no está tan alejado de la realidad; de hecho, a través de su cuenta de TikTok, un hombre dio a conocer su “historia”, en la cual manifiesta que su gato creció alrededor de perros, por lo que actualmente no tiene conductas normales de los felinos, sino que es muy parecido a sus hermanos caninos.

Lo que comenzó siendo una recopilación de imágenes, en las cuales se puede observar la postura de este gato que resulta ser muy similar a la del perro pitbull de color gris que siempre está a su lado, así como la imitación de la mirada retadora de este mismo animal, terminó siendo un video en el que afirmaba que “podía ladrar”.

No obstante, fue esta misma grabación la que comenzó a despertar las dudas de los seguidores de este hombre pues, aunque en un principio le creyeron y algunos hasta manifestaron haber tenido experiencias similares con sus mascotas, notaron un pequeño detalle que aseguran demostraría que la historia es falsa, pues se trataría de dos gatos diferentes.

Y es que, aunque tanto en imágenes como en el video los ojos del gato son similares, así como la forma de su cara y algunos colores, en la grabación se hacen evidentes pequeñas manchas amarillas en los bordes de sus orejas y alrededor de la nariz, lo cual no tenía el felino que aparece en las fotos.

“No es el mismo gato porque el que aparece con los pitbulls es blanquito todo, en cambio el del video tiene manchas amarillas en la nariz y orejas”, “se escucha como hablan inglés de fondo, por lo tanto, creo que es otro video que pusieron, además el gato es diferente”, fueron algunos de los comentarios de los internautas.

Aquí puedes ver la publicación de este gato que se cree perro. Foto: TikTok @donviralvids

No obstante, a pesar de que surgieron estas dudas, algunos otros manifiestan que, aún sin saber si se trata del mismo gato, está claro que este tipo de cambios del comportamiento sí pueden surgir en un animal cuando convive con otra especie desde una edad muy temprana; “en mi caso, es al revés. Mi perro fue criado con gatos y salta y también se estira como un gato. Salta en todos los muebles”, “tengo una coneja que también fue criada con puros perros. Ahora es la más brava del barrio”, fueron las reacciones de algunos otros.

Artículos Relacionados

+ Artículos