Por: Karen Benavides • Colombia.com

Perro y su dueño en Bogotá fueron demandados por la muerte de un gato

Los dueños de un gato demandaron a Milo, un perro criollo, y a sus dueños, por haber ocasionado la muerte de su felino; los acusan de maltrato animal.

Ya tiene abogado: perro fue demandado por la muerte de un gato en Bogotá. Foto: Shutterstock
Ya tiene abogado: perro fue demandado por la muerte de un gato en Bogotá. Foto: Shutterstock

Los dueños de un gato demandaron a Milo, un perro criollo, y a sus dueños, por haber ocasionado la muerte de su felino; los acusan de maltrato animal.

Los casos de maltrato animal están en la mira de las autoridades, quienes insisten en las multas y penas que puede llegar a pagar una persona que incurra en este tipo de actos de violencia contra diferentes especies; pero ¿habías escuchado alguna vez que un perro fuera acusado y juzgado por este delito? Aunque parezca extraño, sí existe un caso, y sucedió en la ciudad de Bogotá.

Precisamente, se trata de Milo, un perro de raza criolla, el cual fue demandado por un hombre por haber matado a su gato en una zona residencial del noroccidente de la capital colombiana; dicha persona inició un proceso en contra del canino y de su propietario, al asegurar que el ataque al gato, el cual provocó su deceso, fue por un descuido del animal y por un aparente comportamiento agresivo del mismo.

Y es que, al parecer, este ciudadano ya había reportado la situación en una Inspección de Policía de Suba, sin embargo, al no obtener una solución satisfactoria decidió acudir a otras instancias, solicitando una millonaria indemnización por la muerte del felino, tal como lo dio a conocer el abogado Juan Simón Vásquez en una entrevista realizada en el programa radial ‘Mañanas Blu’.

Respecto a las burlas o sorpresas que ha generado el caso, al tratarse de un perro demandado como si se tratara de cualquier ser humano, el profesional en derecho explicó que “En el ámbito penal pueden presentarse muchas circunstancias en torno a los animales. Por ejemplo, los animales pueden ser instrumentalizados para cometer delitos. Esa es una posibilidad de que el autor del delito sea una persona, pero que se vale de un animal para cometerlo. (…) Y otra opción es por el descuido, como sería en este caso”.

Vale la pena mencionar que, aunque el perro también está incluido en la demanda, serían sus dueños quienes recibirían las sanciones en caso de que la demanda se resuelva a favor del propietario del felino; no obstante, por el momento el caso se encuentra en una etapa de investigación, donde se busca determinar qué ocasionó el ataque de Milo hacia el gato, y si realmente de debió a falta de atención por parte de quienes tienen su custodia.

“Se ha solicitado el peritaje de etología de Milo. Además, se ha requerido a profesionales veterinarios, para que determinen la agresividad y el peligro que podría representar el perro para la comunidad”, contó Vásquez sobre la forma en la que se podría probar la inocencia o culpabilidad del perro en los hechos.

Artículos Relacionados

+ Artículos