Colombia.com Bogotá Lunes, 10 / Feb / 2020

El estrés en los hamsters, un problema muy común

Estos animalitos sufren con mucha facilidad por la condición de cautiverio y encierro en que se encuentran.

Problema estrés hamsters
El estrés en los hamsters. Foto: Pixabay

Ver a un hámster puede parecer un simpático espectáculo para muchos, pero verlo correr por cada rincón de su jaula o subirse a la ruedita giratoria para darle vueltas sin parar no son muestras exclusivas de que se divierte, detrás de esto puede esconderse un mal que resulta muy común entre los de su especie, el estrés.

Así como lo lees, los hamsters suelen sufrir de este mal tan frecuente en muchos seres vivos y aunque parezca que su vida en cautiverio es muy feliz, estos animales tienden a desesperarse y volverse frenéticos, a tal punto que muchas veces su corazón no lo resiste.

Foto: Pixabay

Los hamsters son unos animales muy nerviosos, los ruidos o el clima alteran esta situación, y si en tu casa existe un ambiente en el que los sonidos altos de la música, la presencia de otras mascotas o los gritos son algo normal, tu mascota no se sentirá a gusto. 

Tan delicados como complejos son los hamsters, los veterinarios advierten que son impredecibles porque su comportamiento varía con diferentes sucesos, algunas veces es fácil determinar que están estresados como cuando se arrastran por el suelo de su jaula o cuando se aíslan y permanecen en un rincón sin moverse.

Así como estas pequeñas mascotas se estresan, también expresan cuando se encuentran alerta, esto puede indicar qué les molesta y, por consiguiente, qué hacer para evitar que se incomoden o trabajar para que su ambiente sea más cómodo. Cuando un hámster se encuentra alerta, infla sus cachetes y coloca sus orejas hacia adelante, señal de que quiere huir.

Foto: Pixabay

Pero si las coloca hacia atrás significa que está molesto y a pesar de que parezcan muy tiernos, los hamsters también pueden ser agresivos, si no deseas recibir una mordida de ellos, será mejor que no extiendas tu mano cerca cuando se sientan fastidiados.

Los hamsters se voltean mientras muestran sus dientes y esto ha sido una tradicional señal de su gracia, pero esta actitud también puede mostrar su agresividad, contrario a lo que se cree de que esta posición significa sumisión, entrega y obediencia.

El estrés tiende a causar la rabia de la jaula, un trastorno que hace que el animal ataque a otros de su especie, que su salud se perjudique porque pierde los deseos de comer, y que se torne violento con sus amos.

La mejor forma de evitar el estrés consiste en no tenerlos en una jaula pequeña, brindarles buena comida, atención veterinaria y un ambiente libre de ruidos, calor o frío. Sigue estos consejos y tendrás hámster para rato.

Juan Carlos García Sierra - Colombia.com