Por: Camila Méndez Sastoque • Colombia.com

Marte es el planeta más similar a la Tierra: Estos hoyos podrían ser refugios en un futuro

Marte ha dejado ver un hoyo en su superficie que intriga a los científicos sobre su contenido.

Actualización
Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Marte ha dejado ver un hoyo en su superficie que intriga a los científicos sobre su contenido.

Marte ha sido, hasta ahora, el planeta más analizado del sistema solar por la Nasa y recientemente se encontró un agujero que ha generado dudas sobre qué puede haber allí dentro.
 
En una de las regiones donde se encuentran los volcanes inactivos del los Tharsis Montes, se encuentra este agujero en la superficie del planeta, descubierto gracias a la cámara HiRISE de la sonda MRO de la NASA. Actualmente, esta zona es de volcanes inactivos, sin embargo, durante un tiempo manejó altas temperaturas debido a su constante actividad. 
 
Según las primeras imágenes que se tienen se cree en dos hipótesis, esta podría ser la entrada de una cueva o tubo de lava, pero también podría ser solo una fosa, pues se logra percibir una pared iluminada.
Por el momento, este tipo de huecos se convierten en todo un misterio del planeta rojo, pero si las misiones humanas están previstas en un futuro cercano a Marte se podrían tener respuestas concretas de su contenido, sin embargo, es evidente que esta es una de las misiones más importantes del ser humano, luego de la Luna.
 
A la fecha, si se desea tener conocimiento lo más rápido posible de estos huecos en la superficie de Marte, deberá hacerse por medio de misiones robotizadas. Lo que si se conoce hasta el momento, es que el hoyo se está examinando con el fin de pensar en u a colonia estable humana en dicho planeta, pues se habla de que los primeros en hacerlo necesitan donde refugiarse de la radiación solo que hay en Marte.
 
Otros de los factores que se deben cuidar los humanos si llegan a Marte es de las altas temperaturas y las tormentas de polvo que se suelen hacer, sin embargo, este tipo de tubos o cavidades subterráneas en partes de volcanes inactivos serían ideales como territorio para albergar a astronautas, científicos, personal de apoyo y demás integrantes que se deseen unir a las misiones planetarias.