Por: Redacción Tecnología • Colombia.com

Científicos alertan sobre posible tormenta solar que dejaría las redes inútiles

Solo los que tienen fibra óptica, podría quedar "ilesos" de la intensidad de la 'llamarada' solar que se avecina. 

Actualización
La última fecha de la Gran Llamarada solar que ocurrió en septiembre de 1.859. Foto: Twitter @NASA
La última fecha de la Gran Llamarada solar que ocurrió en septiembre de 1.859. Foto: Twitter @NASA

Solo los que tienen fibra óptica, podría quedar "ilesos" de la intensidad de la 'llamarada' solar que se avecina. 

Países enteros podrían quedar sin redes ni GPS a causa de una posible llamarada solar que dejaría "inútiles" toda la conectividad, alertan científicos del fenómeno solar que se avecina. 

Según detallan medios especializados, la vulnerabilidad del Internet podría verse comprometidad por una gran tormenta solar que podría ocurrir en esta década. Los científicos aún desconocen cuándo podría ocurrir esta gran llamarada. 

El estudio fue publicado por investigadores de la Universidad de California, Irvine, la llamarada solar no solo fue la advertencia central de la conferencia, también incluyó otro tipo de eventos astrofísicos. 

Y no es algo nuevo, la verdad es que varios científicos han advertido en repetidas ocasiones que la actividad solar extrema puede provocar el colapso de las estructuras de comunicación que garantizan todo el funcionamiento de las redes. 

El estudio advierte que las partículas emitidas durante una tormenta solar pueden afectar el funcionamiento de los cables transoceánicos que conectan el Internet y provocaría el colapso de la red global. 

Aunque aseguran que la fibra óptica podría ser la red que "resulte ilesa" ante tal reacción geomagnética, existen repetidores electrónicos que podrían quedar inútiles ante la reacción. 

El cálculo se basó en la última fecha de la Gran Llamarada solar que ocurrió en septiembre de 1-859 que fue la tormenta más grande jamás registrada en el sol, lo que pasa es que en esos años no existían los sistemas eléctricos que hay en esta época. 

El estudio advierte que la falla pudiera generar un daño en las redes, que "se demorarían meses", en volver a reestablecer todo el servicio a través de los cables transocéanicos. 

¿Se imaginan? Perder toda la conectividad por una tormenta solar que dejaría la Tierra con una gran carga de radiación, donde los polos árticos estarían llenos de auroras boreales, pero las brújulas no servirían. ¡Qué poder el del Sol!

Artículos Relacionados

+ Artículos