Colombia.com Bogotá Lunes, 06 / Ago / 2018

Descubren 9 microcrustáceos nuevos en el Pacífico colombiano

Durante la investigación se identificaron 118 especies pertenecientes a la subclase Copepoda.

Descubren 9 microcrustáceos nuevos en el Pacífico colombiano
El fenómeno de La Niña fue fundamental para este descubrimiento. Foto: Pixabay.

John Henry Dorado Roncancio, magíster en Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), fue el encargado de estudiar estos microcrustáceos, unos especímenes que pueden medir entre 1 mm y 1 cm y que son fundamentales para las cadenas tróficas acuáticas, debido a que son la fuente de alimento de peces comerciales de importancia económica.

El interés del investigador en estos organismos fue porque los trabajos realizados para tal fin en aguas del Pacífico colombiano no han sido muy exhaustivos. Tanto así que del primero que se tiene referencia es de 1976, cuando se encontraron 30 especies, una cifra baja si se tiene en cuenta que en otras costas del Pacífico Oriental Tropical, como México, se tenía registro de 176 especies, en Ecuador de 107 y en Costa Rica de 80.

Te puede interesar: Científicos reviven gusanos de 42.000 años

Ahora, con las 118 especies identificadas para Colombia la cifra ya se asemeja más a la diversidad registrada en los demás países cercanos. Este estudio se realizó con la contribución del Laboratorio de Hidrobiología de la Universidad Militar Nueva Granada, en los monitoreos del Estudio Regional del Fenómeno El Niño en el Pacífico Sudeste (ERFEN), un programa de la Comisión Permanente del Pacífico Sur.

De las 9 especies sin registro previo en el océano Pacífico colombiano, cuatro son del orden Calanoida, familias Augaptilidae y Clausocalanidae, dos de cada una; tres de las familias Lucicutidae, Phaennidae y Scolecithricidae, una de cada una; una del orden Cyclopoida, de la familia Sapphirinidae, y una la familia Oncaeidae.

Estas especies fueron registradas en áreas adyacentes como aguas de México, Ecuador y el Océano Pacífico Central.

Las lluvias, un factor importante para este hallazgo

En el programa ERFEN participan diferentes instituciones científicas y educativas que han mantenido sus actividades desde 1976 en trabajos de oceanografía, meteorología, física y biología, para determinar la incidencia de los episodios cálidos de El Niño y los fríos de La Niña sobre los recursos hidrobiológicos, importantes en la economía de los países de la región.

Gracias a esta vinculación, el estudio del investigador Dorado también buscaba evaluar si las variables climáticas tenían alguna incidencia sobre la composición y abundancia de los copépodos en la costa pacífica.

“A partir de esto tomamos muestras de dos años particulares: 2005, año considerado como neutro, en el que las condiciones de precipitación y de temperatura fueron típicas, y 2007, cuando se presentó un evento de clase fría, La Niña, que se caracteriza por un aumento de las lluvias, entre otros fenómenos”, explica el investigador.

Los resultados mostraron que, gracias al aumento de precipitaciones de La Niña, durante 2007 los copépodos fueron más abundantes y la composición de las especies presentes en el Pacífico colombiano varió, pues se presentaron algunas que no fueron observadas en 2005.

Este comportamiento se debe al aumento en la clorofila en las aguas, un método indirecto mediante el cual se determina la cantidad de formas fitoplantónicas; lo que significa que las lluvias y el aumento de las descargas de los ríos al mar provocan un aumento en los nutrientes y alimento disponible para los copépodos.

Además el enfriamiento de las aguas y el movimiento del fenómeno de La Niña hacia el oriente hace que las especies que suelen estar en latitudes del norte y del sur, que son más frías, y en el Océano Pacífico Central, se desplacen hacia las costas tropicales, que en este caso son las colombianas.

Con información de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) / 

- Colombia.com