Por: Jessica Mutis • Colombia.com

Joven deja crecer su cabello y le hace una peluca a su mamá que padece cáncer

Matt Shaha de 27 años se llevó todos los aplausos en redes tras su noble gesto que se hizo viral.

Había sido sometido a dos cirugías y en 2017 el cáncer reapareció. Foto: Facebook Mercedes Berg
Había sido sometido a dos cirugías y en 2017 el cáncer reapareció. Foto: Facebook Mercedes Berg

Matt Shaha de 27 años se llevó todos los aplausos en redes tras su noble gesto que se hizo viral.

La conmovedora historia tuvo lugar en Arizona estados Unidos, el joven dejó crecer su cabello por aproximadamente dos años. Para 2003 su madre le fue encontrado un tumor cerebral benigno el cual fue extirpado pero pasado el tiempo reapareció. De acuerdo al portal el Vistazo, la mujer preguntó sobre la caída de su pelo previamente a los doctores “¿Perderé mi cabello?’, y dijo: ‘No’. Tres meses después comencé a perderlo. Me sorprendió”. 

Por tal motivo y como un acto de acto de amor su hijo dejó crecer su cabello, cuando alcanzó los 30 cm pensaron que era la longitud correcta para poder realizar el proceso “Estábamos súper emocionados y cuando comenzaron a cortar, lloramos”, dijo su madre. Después del corte, fue enviado a un lugar especializado para reunir todo el cabello y en poco tiempo estuvo lista la peluca. 

Quien dio a conocer el amable caso fue una amiga del joven llamada Mercedes Berg, en Facebook el pasado 21 de julio: “Hace un año empecé a trabajar con uno de los humanos más generosos que he conocido, Matt Shaha”. “Una de las primeras preguntas que me hizo fue: ‘Mercedes, ¿qué productos usas en tu cabello para que crezca tan rápido?’. Matt estaba en un viaje de dos años para dejarse crecer el pelo por su madre, que había perdido su cabello debido a la radiación. En los últimos meses he sido bendecida con la oportunidad de documentar su viaje. Aquí hay algunas fotos de esa hermosa experiencia”, añadió la usuaria de Facebook. 

En una entrevista al medio Fox 10 Melani contó más detalles del cáncer "tuve un tumor cerebral benigno recurrente, un tumor pituitario, y me operaron dos veces en 2003 y en 2006. Me sorprendió mucho cuando mi tumor regresó en 2017 y tuve radiación, y la radiación me quitó el cabello. No he tenido cabello desde el Día de San Valentín de 2018". “Perdí mis cejas, perdí mis pestañas, perdí mi cabello, así que ha sido un gran regalo poder tener una apariencia más normal, ir a lugares y no sobresalir porque te ves inusual, sino encajar y ser hermosa", añadió la madre de familia ante el regalo de su hijo. 

El proceso después de cortar su cabello le costó al joven 2 mil dólares (es decir, $8.550.000 pesos colombianos). Pero sin duda alguna fue uno de las mejores alegrías que le pudo dar a su madre. 

Artículos Relacionados

+ Artículos