Por: Redacción Turismo| Despegar • Colombia.com

7 consejos para hacer una 'Luna de Miel' maravillosa con bajo costo

El matrimonio y la luna de miel son dos experiencias que se recordarán para siempre. 

Actualización
Los viajes de Luna de Miel, deben tener elementos que sean "inolvidables". Foto: Pexels
Los viajes de Luna de Miel, deben tener elementos que sean "inolvidables". Foto: Pexels

El matrimonio y la luna de miel son dos experiencias que se recordarán para siempre. 

Un viaje de 'Luna de Miel' puede significar un gran gasto: todos los detalles deben ser previamente contemplados y estar encaminados a convertir cada día en una gran historia. Estas son 7 recomendaciones para lograrlo, a bajo costo. 

No improvise

En los preparativos de la luna de miel, el mantra para que todo salga bien debe ser “no improvisar”; esto es crucial para tener un presupuesto claro y definido. Lo ideal es empezar a buscar su destino con varios meses de anticipación; una vez lo tenga, enumere las actividades que les gustaría realizar, los tours y todo lo que harán cada día del viaje, bien sea quedarse en el hotel para disfrutar de las instalaciones, destinar una noche para una cena romántica o incluso salir a conocer el destino. Todo debe ser considerado y programado. 

Verificar las necesidades del viaje 

Factores como desplazamientos, itinerarios, cercanía de los hoteles con los sitios de interés y actividades en el destino deben ser contempladas y reservadas en el momento de comprar los tiquetes aéreos. “Esto se convierte en un tip para bajar costos, ya que entre más productos se reserven, mayor es el ahorro, comparado con adquirirlos cada uno por separado”, comenta al respecto Inés Hochstadter, Country Manager de Despegar Colombia, Ecuador y Perú.

Establecer acuerdos 

La luna de miel es el primer medidor de la vida en pareja, pues se deben sopesar los gustos de las dos personas y buscar  que esta sea una excelente vivencia para ambos. Conversen acerca de cómo se imagina cada uno su viaje soñado, seguramente existen muchas coincidencias y sobre ellas se puede avanzar. No tema ceder ante algunas cosas que harán feliz al otro, pero también aproveche para hacer realidad esa aventura de viaje aplazada. La luna de miel debe ser una experiencia construida en equipo.

Comodidad de las cosas 

Los planes mochileros o las vacaciones de aventura son geniales, pero no son los más indicados para la luna de miel. Aquí los recién casados deben sentirse muy bien atendidos y con todas las comodidades las 24 horas.

Puede escoger un hotel todo incluido, que le ofrecerá una experiencia de calidad dejando a un lado esos “gastos hormiga” por alimentación y snacks, o reservar un hotel que permita acceder a múltiples comodidades sin salir de las instalaciones, como masajes, spa o sauna. No importa si es un viaje al otro lado del mundo o un destino cercano, mientras la experiencia esté dotada de vivencias únicas.

Reservar actividades 

El hotel no será el único recuerdo de su luna de miel. Aproveche y acceda a las actividades propias de cada destino, como tours, viajes en carroza o paseos en lancha que convertirán cada momento en inolvidable. Incluso un romántico viaje en bicicleta le permitirá compartir con su pareja y descubrir juntos el destino escogido.

Automóvil 

Vivir un romántico atardecer en una imponente montaña apartada de la civilización no será igual si se hace en transporte público. Tenga claridad acerca de los días que destinará a la permanencia en el hotel y en los que planea hacer turismo, así podrá organizarse para alquilar un vehículo y sacarle todo el provecho. Esta es una compra que puede hacer también de manera anticipada, solo es cuestión de elegir empresas de viajes que lo incluyan.

Artículos Relacionados

+ Artículos