Colombia.com

Monumento aves del río

La conforman dos piezas llamadas "Ave celosa del cóndor " y "Ave inspectora de niveles".

Monumento aves del río
Monumento aves del Río

Uno de los artistas más importantes de la historia contemporánea de Colombia, Omar Rayo, vio la luz en la población de Roldanillo, Valle y como homenaje a la siempre querida Santiago de Cali, decidió entregar a la ciudad una de sus obras, en parte para agradecerle tantas tardes de sol bajo un cielo que sobre la sultana del Valle es el mismo paraíso y también para engalanar con su obra a una ciudad que adorna la inspiración con su sola existencia, el "Monumento Aves del Río".

Láminas de acero recubiertas de acrílico de colores blanco y negro representan dos imponentes aves de estilo muy particular, el estilo del maestro Rayo es inconfundible en este par de enormes pájaros que se posan sobre la superficie como queriendo en cualquier momento levantar vuelo a pesar de que sus alas sean pesadas y unidas con tornillos y tuercas de gran tamaño.

“Ave inspectora de niveles” y “Ave celosa del cóndor” son dos aves totalmente escasas de plumas que se mantienen firmes ante el paso del viento, la caída del agua, la inclemencia del sol caleño y la indiferencia de pájaros que encuentran en su fría estructura, un lugar ideal para su digestión.

El monumento se encentra en Manzana T. AV. 2ª al norte de la ciudad.

El maestro Omar Rayo donó este par de creaciones que se posan orgullosas en la Avenida Segunda Norte e inauguradas el 6 de diciembre de 1996 y que con un poco más de 20 años se han convertido en íconos del arte de calle de la capital vallecaucana. Cuando las tradicionales estatuas y bustos inundan las plazas, las aves del río de Rayo refrescan el panorama, son esculturas de corte moderno, obras de vanguardia y amables habitantes de la ciudad, son una muestra de la sensibilidad artística que los caleños llevan consigo y que impregnan de alegría y magia a toda una urbe.

El Monumento Aves del Río compone la eterna presencia de un artista que deleitó al país con su talento y creatividad, ese concepto que no se define como abstracto pero que gusta de las figuras geométricas y los colores planos y que le confiere un estilo cuyo sello no se puede confundir ni tampoco imitar.

Vista panorámica de la ciudad de Cali. Foto:  Shutterstock

Omar Rayo encontró a Cali como un lugar desde el cual comenzar a escudriñar el torbellino artístico en el que se sumergió y en el que permaneció allí hasta el último de sus días, Cali fue la base de expediciones creativas que lo llevaron por el mundo desparramando su calidad y sensibilidad como artista y como ser humano.

Cuando se está en Cali son muchas las visitas obligadas, pero aquí no queremos forzar a nadie, solo queremos invitar a realizar una visita que aunque sencilla, contiene toda la energía necesaria para elevar la sensibilidad, estas dos imponentes y enormes aves que son la sustancia del monumento Aves del Río, no son dos pájaros del montón, son la representación de la grandeza que la naturaleza le entregó a una región pujante de gentes a las que no será fácil atajarlas porque el espíritu artístico alegre y libre de Cali es una condición con la que no todos nacen.

Las aves del río son pájaros a los que vemos volar sin que jamás batan sus alas.