Colombia.com Bogotá Martes, 17 / Sep / 2019

¿Por qué es importante consumir la miel de abejas?

Hipócrates, el padre de la medicina solía decir que si una persona come miel cada día, podrá mantenerse dinámico por más de 100 años.

Si quieres vivir más de un siglo, comienza a endulzarte la vida con miel pura. Foto: Shutterstock
Si quieres vivir más de un siglo, comienza a endulzarte la vida con miel pura. Foto: Shutterstock

Por excelencia, la miel es el dulce de la naturaleza pero lo que no sabías es que no solo es el producto del trabajo de las abejas con el néctar y el polen de las flores, la miel debería estar presente en todos los remedios por ser un gran alimento y tónico.

Pero, ¿qué contiene la miel de abejas?

La miel de abejas contiene agua, glúcidos, fructuosa, sacarosa, maltosa, fitoestrógenos, sustancias bactericidas, prótidos y aminoácidos, sustancia minerales y oligoelementos, vitaminas, enzimas y otros elementos, su consumo en el desayuno garantiza la eficiencia mental y física durante todo el día, facilita la absorción de calcio útil a huesos y dientes.

Foto: Shutterstock

De su consumo se benefician las vías respiratorias, el aparato digestivo, corazón, músculos, huesos, los riñones y la sangre.

La miel fortifica los nervios y el corazón, es un poderoso germicida y sedante natural, es de muy fácil digestión y limpia el hígado y desintoxica el organismo, existen diferentes tipos de miel como la de alforfón, de algarrobo, de azahar, brezo, castaño, encina, espliego, eucalipto, majuelo, pino, romero, salvia, tilo, zarza y tomillo.

Es siempre la mejor opción para endulzar las frutas, es un efectivo remedio para combatir los resfriados y diversos problemas bronquiales, es clave que la miel sea pura porque muchos productores de miel “rinden” el producto con azúcar, melao y diversas sustancias que alteran su naturaleza, color y consistencia.

Foto: Shuterstock

La miel de abejas también tiene entre sus propiedades, la eliminación de  bacterias, desinfecta heridas y llagas, calma los dolores de garganta, los estados nerviosos y alivia el asma.

Para los egipcios la miel era el más popular de los fármacos, ella acelera la cicatrización y desde el punto de vista bacteriológico mantiene las heridas estériles, contiene calcio, sodio, potasio, magnesio, hierro, cloro, fósforo, azufre y yodo, es fuente de vitamina C, K, ácido fólico y complejo B.

No se recomienda suministrar a niños menores de un año y mezclada con un vaso de leche caliente alivia la gripa y actúa como efectivo sedante.

La miel definitivamente es el lado más dulce de la vida y sus beneficios para la salud son superiores a cualquier otro producto de la naturaleza, procura consumirla con frecuencia pero  asegúrate de adquirirla ciento por ciento natural.

Si quieres vivir más de un siglo, comienza a endulzarte la vida con miel pura, es una forma deliciosa de adquirir salud.

Juan Carlos García Sierra - Colombia.com