Actualización: Mié, 27 / Mar / 2013 11:31 am
Miércoles, 27 / Mar / 2013

Regresa de tus vacaciones sin cargos de conciencia

Te damos algunas recomendaciones para que la primera temporada de vacaciones, no tenga malas consecuencias en tu cuerpo y apariencia física.

Regresa de tus vacaciones sin cargos de conciencia
El sol, el agua de piscina y mar, son algunos factores a los que el cuerpo no está acostumbrado, lo que hace que sea un motivo suficiente para que las mujeres que les gusta descansar en la playa, tomar el sol o disfrutar de la piscina no se olviden de los cuidados que deben tener con su cuerpo, pelo y piel para evitar consecuencias dañinas que afectan a la vez la salud.

Algunas mujeres en su emoción de disfrutar de los días de playa y sol, olvidan los cuidados que deben tener durante y después de las vacaciones. Según Maria Mezzatesta, directora de Figurella Colombia, “No se trata sólo de lucir un lindo traje de baño, o de intentar tener un tono bronceado en la piel. Para que todo esto suceda, se debe ser consciente que cada cosa requiere de esfuerzos y de tener presente algunos tips que se pueden seguir con facilidad para obtener mejores resultados y verse mucho más radiantes y hermosas”.

Figurella, al ser una aliada del cuidado de la salud, de llevar una vida sana y al mismo tiempo de sentirse y lucir bien sin necesidad de esforzar el cuerpo ni someterlo a prácticas que lo afecten, brinda algunos consejos para que las mujeres que van a estar de vacaciones tengan en cuenta para evitar daños en el cuerpo, la piel, el cabello, entre otros. 


Un lindo cuerpo, para lucir un lindo traje de baño

  • Fundamental, es cuidarse previamente con la alimentación. Preparar tu cuerpo unas semanas o días antes ya que generalmente tendemos a consumir más comida cuando estamos de vacaciones.
  • Evitar el alto contenido de carbohidratos, harinas en la noche, frito y graso. ¡En vacaciones debes estar relajada, así que no debes tener la excusa de comer por ansiedad y estrés!
  • Durante el viaje, es importante no detener la actividad física. Aprovecha las vacaciones para tonificar tu cuerpo nadando o caminando. Caminar sobre la arena alternando momentos en que caminas en el agua, es una manera de realizar un masaje natural completo, que reactiva la circulación linfática evitando hinchazón y sensación de pesadez, tonificando piernas, glúteos y abdomen. 
  • Caminar sobre la arena seca, en las horas menos calientes del día para poner a trabajar todos los músculos del pie, obligando los glúteos y las piernas a un mayor trabajo: ¡con una sola hora ya se pueden tener efectos benéficos y notables para volver a la ciudad forma!
  • No olvides consumir fruta fresca a la media tarde y a la media mañana, y comer a la sombra, para favorecer la digestión.
  • El exceso de calor puede aumentar tu retención de líquidos, evita consumir mucha sal y recuerda comer alimentos diuréticos (piña, apio, cebolla, perejil)

Brillo y suavidad

  • Un par de días antes puede aplicar una mascarilla pare el pelo como hidratante.
  • Si no te gustan las mascarillas naturales, se puede utilizar productos como cremas para peinar, después de la exposición al sol, arena y cloro de la piscina, que ayudan a cuidar el pelo de la resequedad y eliminar el que está muerto. Si tienes el pelo largo y te encuentras en clima cálido, recógelo y ponte una pañoleta para protegerlo del sol.

Exceso de sol: enemigo para la piel

  • Días antes preparar la piel con mascarillas exfoliantes para remover células muertas y permitir que reciba los rayos ultravioleta con más tranquilidad.
  • Como casi un mandamiento, siempre se debe hacer uso del bloqueador solar acompañado de cremas hidrantes. Evitar tomar el sol entre las 12:00 am y las 4:00 pm. 
  • Hidrátate mucho: en climas cálidos te deshidratas más rápido con el riesgo de que tu piel se reseque.
  • Para las que desean un mejor bronceado, consumir alimentos con alto contenido en betacaroteno como: la zanahoria, la ahuyama, el mango, kiwi y verduras de hojas verdes.
Entonces, sin lugar a dudas, es importante comenzar con algunos cuidados antes de las vacaciones y también tenerlos durante éstas; para que el regreso de la temporada de descanso no se torne tortuoso y agotador buscando qué hacer para reparar los daños causados.