Actualización: Lun, 25 / Jun / 2012 4:05 pm
Lunes, 25 / Jun / 2012

Los mitos y verdades sobre la mayonesa

La mayonesa presenta una ventaja sobre el aceite de oliva por proporcionar una cantidad menor de ácidos grasos saturados.

Los mitos y verdades sobre la mayonesa
Es el producto que aporta menor cantidad de ácidos grasos a partir del ácido palmítico, encargado de aumentar los niveles de colesterol en la sangre.

El ingrediente energético por porción de la mayonesa aporta un 58% menos de calorías por porción que el aceite de oliva.

Durante los últimos años se realizaron varios estudios que han permitido definir el recorrido hacia una alimentación más saludable. Por eso para Unilever Food Solutions, unidad encargada de atender el negocio de Foodservice en el mundo, la mayonesa es un producto de alto reconocimiento, pues nueve de los diez puntos de servicio de alimentos de Unilever Food Solutions, la utiliza en sus preparativos, entre ellos se encuentran hoteles, restaurantes, carros de comida, centros de comida, etc.

Es importante destacar y hablar de la composición de la mayonesa industrializada para brindar una alimentación equilibrada, pues a través de estudios realizados a los consumidores, se detectó que existen muchos mitos alrededor de la mayonesa industrial, pues es asociada instantáneamente a un aderezo con alto contenido de calorías, colesterol, grasas saturadas y grasas trans.

El contenido de la mayonesa se caracteriza por tener tres tipos de ácidos grasos, como lo son saturados, monoinsaturados (Omega 9 ) y poliinsaturados (Omega 3 y Omega 6 ), lo que permite aportar menos ácidos grasos saturados que otros alimentos fuentes de grasa, como el aceite de oliva, queso crema y crema de leche.

La mayonesa industrializada al tener un aporte bajo de energía proveniente de las grasas y una baja cantidad de ácidos grasos saturadas, es vista hoy en día como una opción sana dentro del grupo de aceites y grasas.

“Según el estudio de Menú Check, la Mayonesa es usada por el 95% de los consumidores para untar sobre la comida lista y mezclar sobre las preparaciones en puré de papas 49%, ensalada de papas 53%, papas a la francesa 43%. Al ser las papas un plato principal del consumo de mayonesa, se toma papas como una legumbre genérica, repetitiva y típica, como el vehículo para comunicar los usos de mayonesas en Colombia” aseguró, Judith Zethof, Directora de Unilever Food Solutions.


La mayonesa industrial, debido a la actual tecnología con la que se elabora, puede mantener el mismo sabor con menos cantidad de huevos y aceite. Por esta razón, tiene una proporción de grasa saturada polinsaturada. Por ejemplo, para cada 1g de grasa saturada, la mayonesa industrializada ofrece 3,7g de grasa polinsaturada; mientras que la mayonesa casera ofrece 6,2 de grasa polinsaturada para cada gramo de saturada.
 
Esta mayonesa está fabricada con ingredientes de alta calidad, lo cual permite que el consumidor la tenga en cuenta dentro de su aporte nutricional y la incluya dentro de una alimentación balanceada. Adicionalmente, tiene un aporte moderado de energía proveniente de las grasas, una baja cantidad de ácidos grasos saturados y alta de ácidos grasos poliinsaturados, libre de Trans.

En cuanto al aporte de ácidos grasos saturados, relacionados con el aumento en la incidencia del riesgo de enfermedades cardiovasculares, la mayonesa presenta una ventaja sobre el aceite de oliva que aporta menos de estos ácidos grasos por porción. “El aporte de ácidos grasos de poliinsaturados de la mayonesa es alto, por lo tanto una porción de este alimento proporciona cerca del 15% de la recomendación diario de ácidos grasos Omega 3 y 17% de la recomendación de ácidos grasos Omega 6 ” concluyó, Yudith Zethof, Directora de Unilever Food Solutions.

Finalmente, los diversos estudios científicos que se han realizado referentes a las grasas y ácidos, han demostrado que tanto la cantidad como el tipo de grasa consumido tienen un papel muy importante para la prevención de enfermedades, pues la dieta de las personas no solo se debe centrar en la grasa total consumida sino en la distribución de esta entre los diferentes tipos de ácidos grasos.