Actualización: Mié, 19 / Ene / 2011 4:51 pm
Miércoles, 19 / Ene / 2011

Comer menos en embarazo afecta el cerebro del feto

Comer menos durante inicios del embarazo deteriora el desarrollo cerebral en un modelo de primates no humanos.

Comer menos en embarazo afecta el cerebro del feto

Comer menos durante inicios del embarazo deteriora el desarrollo cerebral en un modelo de primates no humanos, según un estudio de la Universidad de Texas en San Antonio, Estados Unidos, que se publica en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences', PNAS.

Los investigadores descubrieron una menor formación de conexiones entre las células, la división celular y las cantidades de factores de crecimiento en los fetos de madres alimentadas con una dieta reducida durante la primera mitad del embarazo.

Los investigadores apuntan que las fases del desarrollo cerebral del modelo de primates no humanos son muy parecidas a las de los fetos humanos. Una investigación previa en esta área se realizó en ratas.

Según explica Peter Nathanielsz, "esta es una ventana de tiempo crítica en la que nacen muchas neuronas además de células de soporte del cerebro".

Los autores compararon dos grupos de madres de babuinos del Centro de Investigación Nacional de Primates en San Antonio. Un grupo comía lo que quería durante la primera mitad del embarazo mientras que en el otro grupo se comía un 30 por ciento menos, un nivel de nutrición similar al que siguen muchas embarazadas en Estados Unidos, según los autores.

Laura Cox, una de las autoras del estudio, señala que el trabajo permitió determinar que el ambiente nutricional tiene un impacto sobre el cerebro fetal en los niveles celulares y moleculares.

"Descubrimos desregulación de cientos de genes, lo que indica que la nutrición juega un importante papel durante el desarrollo fetal al regular la maquinaria celular básica", señala Cox.

El estudio es una demostración más de la importancia de la buena salud y la dieta de la madre y apoya la visión de que las dietas pobres durante el embarazo pueden alterar el desarrollo de los órganos fetales, en este caso el cerebro, de formas que tendrán efectos sobre la descendencia, posiblemente reduciendo el cociente intelectual y predisponiendo a problemas de conducta.

Los resultados también fuerzan a una revisión de la noción de que durante el embarazo la madre puede proteger al feto de desafíos dietéticos como una nutrición pobre.

Lavozlibre.com