Colombia.com Bogotá Martes, 05 / Feb / 2019

La comida de puestos móviles puede deteriorar tu salud

Que una "buena comida" en la calle, no te dañe el momento y te haga correr al hospital.

La comida de puestos móviles puede deteriorar tu salud
Que un mal alimento, no te dañe un buen momento. Foto: Shutterstock

Los famosos carros color plateado son usuales de encontrar a la salida de un parque de diversiones, cerca a discotecas o en sectores concurridos. Estos puestos de comida móvil manejan precios realmente económicos que resultan de acceso bastante fácil para la mayoría del público y generan, de paso, sustento a muchas familias colombianas, pero el dolor de estomago que puede generarte es bastante alto.

¿Has sufrido de dolores de estomago fuertes después de ingerir alimentos en la calle?, aunque gran parte de los carritos que solemos ver en la calle cuentan con permisos sanitarios, existen otros que no cuenta con ella y en ambos casos vemos que la persona que prepara los alimentos tiene expuesto los panes de hamburguesa o perro, la carne, salchichas, mortadelas y demás elementos con los que se manipula y hace la comida, al aire libre  e incluso, suelen coger el dinero con las manos sin ninguna protección y después manipular la comida sin lavárselas o usar si quiera antibacterial.

Esto dio campo para querer preguntarse qué tantas infecciones pueden existir en estos alimentos y qué tan cierto puede ser que después de ingerirse, se generen fuertes enfermedades estomacales que incluso, resultan en una ida al médico de manera urgente.

¿Cómo se llegó a esta información?

Según una encuesta realizada por la Universidad Manuela Beltrán en donde se tomaron 350 personas, el 57% contó que había presentado inconvenientes de salud tales como infecciones estomacales, gastroenteritis, cólera, gastritis, salmonela y hepatitis debido al consumo de estos alimentos de la calle.

La bacterióloga  Andrea Cortes, quien lideró la encuesta dijo que “estas enfermedades se pueden presentar de 6 a 72 horas después de haber consumido los alimentos contaminados”. Además, mientras la observación, notó que los vendedores informales no cuentan con las condiciones de saneamiento básicas para poder brindar un buen servicio al consumidor.

Cortés no se quedó solo con la observación (para las personas un poco incrédulas), sino que fue más allá comprando 13 tipos de comida los cuales ofrecen los vendedores y la llevó a estudio para poder observar que tan verídica era su teoría y ¡oh sorpresa!

Los resultados

Como era de esperar por las medidas de sanidad que se ven en el lugar, bacterias por contaminación (enterobacterias y coliformes) fueron encontradas en el análisis y observadas también en los utensilios con los que se manipulan los alimentos, además en productos como lácteos, carne y los que son hechos a base de agua. 

“Las personas consumen esta comida por varias razones. Entre las más elegidas está por la cercanía al trabajo, los precios y el poco tiempo para comer. Sin embargo, el motivo principal es por antojo. El olor, el sabor y la inmediatez hacen que la comida callejera sea imposible de evitar”, comentó Andrea.

Siendo así, es bueno que tengas cuidado con lo que consumes en la calle, que pruebes mejor el consumo en locales, sin embargo, esto tampoco asegura que se haga una manipulación correcta dentro del establecimiento, pero las regulaciones además de ser más estrictas, son más constantes.

¡Es buenísimo que disfrutes de la comida, pero no olvides que tu estomago no disfruta de los gérmenes!
 

Juliana Palomino - Colombia.com