Actualización: Mié, 11 / May / 2016 0:30 am
Miércoles, 11 / May / 2016

Controlan el uso de cigarrillos electrónicos

Archivado en Salud

La OMS advirtió de los efectos negativos de esos artículos.

Controlan el uso de cigarrillos electrónicos

Colombia firmó y ratificó el Convenio de la Organización Mundial de la Salud, para el Control del Tabaco, que establece una serie de medidas integrales, dirigidas a “reducir de manera continua y sustancial la prevalencia del consumo y la exposición al humo de tabaco (incluyendo cigarrillos electrónicos)”.

Este tratado es el resultado de un consenso internacional que ha considerado que “la propagación de la epidemia de tabaquismo es un problema mundial con graves consecuencias para la salud pública”, dado el carácter nocivo del consumo y la exposición al humo del mismo que trae consigo devastadoras consecuencias “sanitarias, sociales económicas y ambientales”.

Te puede interesar: Factores que influyen en la calidad del sueño

Para Angélica María Claro, profesional en prevención del colectivo ‘Aquí y Ahora’: “Debemos tener precaución con el cigarrillo electrónico, vapeadores o cualquier otro sistema electrónico de administración de nicotina. Es muy importante proteger a niños y no fumadores de su uso. Su utilidad para dejar de fumar no está comprobada, y en cambio, sí hay sospecha de que puede acercar a los jóvenes al tabaco. Hemos identificado niños que nunca han fumado pero que sí han probado los ‘e-cig’. Por esto, debemos informarnos bien, tomar medidas y apoyar las regulaciones que se den dentro del marco del Convenio y en los mismos términos de nuestra actual ley antitabaco.”.

En efecto, la Ley 1335 estableció una regulación con varias medidas que incluyen la implementación de espacios libres de humo de tabaco, la prohibición de publicidad y patrocinio de productos de tabaco, las advertencias sanitarias, entre otros.

Los efectos negativos de los cigarrillos electrónicos tienen que ver con aumentar la adicción a la nicotina, contienen sustancias tóxicas y no hay forma de saber las dosis inhaladas. Además la OMS no respalda estos dispositivos como terapia para quienes deseen dejar de fumar.