Actualización: Mié, 10 / Nov / 2010 12:08 pm
Miércoles, 10 / Nov / 2010

Medicamentos contra el dolor "riesgosos para embarazadas"

Un estudio advierte sobre el riesgo en el uso de analgésicos por mujeres embarazadas.

Medicamentos contra el dolor

El uso prolongado de paracetamol y otros medicamentos contra el dolor durante el embarazo pueden presentar un riesgo para bebés de sexo masculino, advirtieron expertos.

Una investigación llevada a cabo en Dinamarca sugiere que los medicamentos aumentan el riesgo de testículos no descendidos en bebés de sexo masculino, una condición que ha sido asociada a la infertilidad y el cáncer más adelante en la vida.

Los doctores ya le aconsejan a las mujeres embarazadas evitar tomar medicina contra el dolor si es posible, para proteger al bebé que está por nacer.

Los expertos dicen que los resultados publicados en la revista Human Reproduction ameritan más investigación, "como un asunto prioritario".

Pero aseguraron a las mujeres que tomar ocasionalmente un medicamento contra el dolor para aliviar un dolor de cabeza no debería causar problema alguno.

Uso simultáneo

El consejo que actualmente ofrece el Servicio Nacional de Salud británico es que las mujeres deberían evitar tomar medicinas durante el embarazo pero que el paracetamol es considerado seguro si es tomado en pequeñas dosis para alivio a corto plazo del dolor.

Sin embargo, más de la mitad de las mujeres embarazadas en Europa y Estados Unidos dicen tomar medicamentos moderados contra el dolor.

En esta reciente investigación, investigadores de Dinamarca, Finlandia y Francia estudiaron a más de 2.000 mujeres embarazadas y sus bebés.

Encontraron que las mujeres que usaban más de un medicamento para el dolor de manera simultánea, por ejemplo paracetamol e ibuprofen, aumentaban por siete el riesgo de dar a luz infantes con alguna forma de testículo no descendido, o criptorquidia, comparado con las mujeres que no tomaban nada.

El segundo trimestre, entre las semanas 14 y 27 del embarazo, parece ser un tiempo particularmente sensible.

Balance

Cualquier uso de analgésico en ese punto del embarazo fue vinculado a más del doble del riesgo de criptorquidia.

De los analgésicos individuales, el uso de ibuprofen y aspirina fue vinculado a un riesgo cuatro veces mayor.

El paracetamol solo también pareció aumentar el riesgo, aunque no de un modo estadísticamente significativo.

El uso simultáneo de más de un analgésico, incluso el paracetamol, durante el segundo trimestre, aumentó el riesgo por 16.

Usar medicamentos contra el dolor por más de dos semanas seguidas parece también haber aumentado el riesgo sustancialmente.

Los investigadores sospechan que los medicamentos contra el dolor alteran el balance natural de hormonas masculinas que trabajan en los bebés de sexo masculino en gestación, y eso afecta el desarrollo normal.

El doctor Henrik Leffers, del Rigshospitalet de Copenhague, encabezó la investigación. Sostiene que la investigación sugiere que debe prestarse particular atención "al uso de analgésicos moderados durante el embarazo".

Limitaciones

Pese a algunas limitaciones del estudio, -por ejemplo, tal vez no todas las mujeres se acuerden precisamente de cada cuánto toman medicamento contra el dolor-, los investigadores dicen que sus hallazgos sugieren que el consejo ofrecido a las mujeres embarazadas acerca del uso de analgésicos debería reconsiderarse.

El doctor Allan Pacey, catedrático en andrología de la universidad de Sheffield en el Reino Unido, dijo que "los científicos han estado preocupados por un tiempo acerca de que químicos a los que la mujer haya estado expuesta durante el embarazo puedan tener el potencial de causar problemas reproductivos en bebés de sexo masculino.

"Sin embargo, hay relativamente pocos ejemplos concretos y mucho del trabajo hasta el momento ha sido teórico.

"Eso hace que estos estudios sean algo alarmantes, ya que dudo que alguien hubiese sospechado que los analgésicos comunes podrían tener esos efectos".

"Claramente, se necesita más investigación como un asunto prioritario", agregó.

El doctor Basky Thilaganathan del Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos dijo que los hallazgos deben ser interpretados con cautela. Por ejemplo, explicó, "el estudio muestra una asociación, no una relación causal. Es enteramente posible que las mujeres tomaron esos analgésicos por un mal, por ejemplo, una infección viral, en el embarazo, que pudo ser la causa real para los problemas señalados".

Michelle Roberts – Bbcmundo.com